Raquel Bollo, decepcionada con sus ex compañeros de Sálvame

La sevillana no entiende porque sus compañeros no la han defendido ante versiones ajenas sobre su nueva relación sentimental. "Soy buena persona y generosa. Me duele escuchar que porque una persona os cuente algo sin pruebas yo paso a ser un ogro", señaló Raquel en su última intervención telefónica en el programa.

Qué.es 1 de agosto de 2017

La sevillana no entiende porque sus compañeros no la han defendido ante versiones ajenas sobre su nueva relación sentimental. "Soy buena persona y generosa. Me duele escuchar que porque una persona os cuente algo sin pruebas yo paso a ser un ogro", señaló Raquel en su última intervención telefónica en el programa.

La ex de Chiquetete se encuentra en uno de los mejores momentos de su vida en cuanto al amor. El terrateniente andaluz, Marino Jorge Gutiérrez es la nueva pareja de la colaboradora. Raquel ha mostrado lo dolida que está con sus ex compañeros de Sálvame por los comentarios que han hecho durante estos últimos días en el programa. La andaluza ha señalado que su nueva pareja estaba soltera cuando comenzaron a tener una relación y que nunca se entrometió en el anterior matrimonio de su pareja. 

La diseñadora ha encontrado su nuevo amor y ha cambiado su estilo de vida de forma drástica. Raquel se ha trasladado al Cortijo Águila Real, en Sevilla junto a su novio, dueño de la finca. Es una finca que consta de 5 hectáreas y en la que además se celebran bodas. Además, el reportero Sergi Ferré, ha anunciado que según sus fuentes, Raquel habría cambiado el dormitorio de la hija de su ex por un vestidor. 

La pareja ha pasado unas vacaciones de verano en Cádiz. Estuvieron acompañados de sus respectivos hijos. Alquilaron un chalet muy lujoso en la zona de Chiclana de la Frontera para desconectar durante unos días.