La "pitada" a Enrique Iglesias tras su concierto en Santander: "¡Manos arriba, esto es un atraco!"

Los 30.000 asistentes al único concierto del cantante en España, le han abucheado. Entre las críticas, sólo 90 minutos de actuación, demasiado playback y despedirse sin regalar un tema más a la audiencia. Enrique Iglesias, sin embargo, daba las gracias por una "noche mágica" en Instagram.

Eva Villanueva 17 de julio de 2017

Las críticas se suceden en las redes sociales, en lo que no son más que un eco de los "Manos arriba, esto es un atraco" o "Fuera, fuera"... que sentenciaron el concierto de Enrique Iglesias, la noche del sábado, en El Sardinero. El único programado en nuestro país en su gira "Sex and Love Tour".


Los fans de Enrique Iglesias terminaban la noche sumamente decepcionados y sintiéndose estafados. Habían pagado sus entradas -a partir de 45 euros-, pero desde el principio, todo se torció. Tuvieron que sufrir media hora de espera antes de que arrancara el espectáculo, un concierto repleto de fallos técnicos, donde hubo poco de "directo", y mucho de playbak. Entre los "tuits" de indignación que se publican, se acusa al cantante de actuar borracho, de interpretar sólo una decena de canciones y no ofrecer ni un "bis" al público que, tras despedirse, lo reclamaba y nunca más volvió.


Sin embargo, y como si las críticas no fueran con él, el hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler, se mostraba muy agradecido ante sus fans, en Instagram: "Hola Santander, Cantabria, todo España y a todos mis fans de Europa y todo el mundo que habéis viajado aquí esta noche para ver el concierto aquí, en Santander. Un fortísimo abrazo. Gracias por todo el apoyo, ha sido una noche inolvidable. Espero veros dentro de muy poco y gracias por todo".

#gracias por una noche magica #santander #españa !!!!!!!!

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el 15 de Jul de 2017 a la(s) 5:23 PDT