Paula Echevarría y David Bustamante llevarían divorciados tres años

La pareja habría decidido poner fin a su matrimonio hace tres años, aunque ha sido ahora cuando se ha conocido esa ruptura de manera pública.

Qué.es 4 de abril de 2017

Este lunes todos los medios de comunicación se hacían eco de la noticia de que Paula Echevarría y David Bustamante habrían puesto punto y final a su relación sentimental después de 10 años de matrimonio. Varios medios han podido confirmar que la pareja llevaba tiempo haciendo vida por separado

La periodista Paloma Barrientos, ha asegurado en la revista 'Vanitatis' que hace tres años Paula y Bustamante "firmaron ante notario una escritura de capitulaciones en la que pactaron su separación". Aunque ahora es cuando la noticia se ha hecho pública después de que los fans de la pareja comenzaran a sospechar debido a que hacía meses que no subían una foto juntos. 

La crisis que estaba viviendo la pareja ya se notaba desde hacía tiempo. Hace concretamente seis meses que Bustamante no aparece en ninguna de las fotos de Instagram de Paula. Personas cercanas a la pareja han confirmado a 'Vanitatis' que "la responsabilidad de que no hayan funcionado es de ambos. Llevan tiempo haciendo vidas separadas, aunque aparentemente todo parecía idílico".

A pesar de que la pareja lleva tres años separada, han intentado mostrarse ante los medios como una pareja muy enamorada. Todo esto sería para no perjudicar la estabilidad de Daniella, quien es la máxima preocupación de la ya ex pareja. 

Además, según ha publicado la revista anteriormente citada, Paula y David se casaron en régimen de separación de bienes. Cada uno gestionaba su patrimonio y sus empresas independientes. 

Por el momento, ninguno de los dos implicados ha afirmado o desmentido la noticia y se espera que la ya ex pareja lo haga a través de un comunicado conjunto en los próximos días. Paula Echevarría fue vista de compras este lunes cuando saltó la noticia y ante la pregunta sobre su separación pidió a los medios que se lo tomaran con calma porque "esto va para largo". Unas declaraciones con la que ni confirma ni desmiente la noticia.