Rafa Mora llama "tonto" a Gerard Piqué tras discutir en una discoteca

Rafa Mora no traga al futbolista blaugrana Gerard Piqué. Así lo ha demostrado en una entrevista radiofónica en la que, además de llamarle "tonto", ha relatado su tenso desencuentro en una discoteca.

Que.es 3 de abril de 2017

Rafa Mora y el futbolista blaugrana, Gerard Piqué, tuvieron un tenso encuentro en una discoteca. Desde entonces, el extronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa' y actual colaborador de 'Sálvame', parece no tragar a Gerard Piqué. Así lo demostró el pasado viernes en una entrevista en el programa de Radioset 'Partido a Partido'. 

El colaborador de 'Sálvame' no dudó en explicar sin tapujos el desencuentro que tuvo con Piqué en una discoteca: "Estaba yo en un reservado y apareció él y empezó a decir tonterías. Es una persona que no sabe llevar bien que le roben todo el protagonismo, ¿sabes? Es más alto que yo, pero no es más guapo que yo. Llegó un momento en el que captaba yo más la atención y empezó a decir tonterías como, ¿quién es este?, cuando sabía perfectamente quien era".

Rafa Mora, que es un declarado aficionado del FC Barcelona, calificó de humildes a algunos futbolistas del club como Messi o Alba, mientras criticaba a Piqué: "No es de mi agrado, no tengo ninguna empatía con él, ningún feeling".

A pesar de que Rafa Mora asegura que, como futbolista, Piqué es un "crack indiscutible", en el plano personal le acusa de ser un "sobradete". Pero este no fue el insulto más fuerte que el colaborador lanzó a Piqué. Con respecto a las declaraciones del central del Barcelona, que aseguró que nunca ficharía por el Real Madrid, Rafa Mora quiso mostrar su opinión de forma contundente: "Diciendo que nunca ficharía para el Madrid sí que le digo que 'chapeau', pero hablar de valores y esas cosas... Creo que se le ha ido un poco la lengua. Lo está diciendo una persona a la que a veces se le va un poco la boca, es un poco tonto. Entiendo que a veces los tontos dicen tonterías".

En ciertos momentos de la entrevista, el extronista quiso rebajar el tono de sus declaraciones, asegurando que "todo el mundo puede tener un mal día. Quizás hay que darle una segunda oportunidad y si nos volvemos a encontrar a ver cómo se comporta y actúa."