Salen a la luz nuevos detalles sobre la muerte de Paul Walker

Según el informe médico de la autopsia de Paul Walker, el actor aún estaba respirando cuando el coche comenzó a incendiarse después del accidente.

Qué.es 24 de marzo de 2017

Han pasado cuatro años de la muerte de Paul Walker, el actor conocido por la saga de 'Fast and Furious', y es ahora cuando se han conocido nuevos detalles sobre el accidente de tráfico que acabó con su vida. 

En noviembre de 2013 Paul Walker y su amigo, y piloto de carreras, Roger Rodas sufrieron un accidente de tráfico que acabó con la vida de ambos. Iban en un Porsche Carrera GT conducido por Roger a gran velocidad, lo que hizo que perdiera el control y acabase chocándose con una farola y dos árboles

La cadena estadounidense Reelz ha realizado un documental bajo el nombre de 'Collision Course' en el que se habla sobre la posibilidad de que Paul Walker sobreviviera al accidente. En este documental el abogado de la familia, Craig McClellan, asegura que el actor aún respiraba después de la colisión.

Estas afirmaciones las realiza el abogado tras conocer que el informe de la autopsia del actor revela que había partículas de hollín en su tráquea. Esto significa que Paul estaba respirando cuando el coche comenzó a incendiarse y no falleció en el acto como se creyó en un primer momento.   

McClellan asegura que "cuando ocurrió la colisión, el GT Carrera fue básicamente partido a la mitad. El compartimento de pasajeros iba por un lado, el tanque de gasolina y el motor iban en sentido contrario y Paul estaba atrapado entre los dos" y con fracturas en sus "costillas, clavículas y brazos"

Debido a la colisión Paul Walker "no pudo salir del coche porque estaba atado" y, finalmente, murió calcinado.

"Kindness in giving creates love." - Lao Tzu http://bit.ly/pwfdonate  #WednesdayWisdom #DoGood #TeamPW

Una publicación compartida de Paul Walker (@paulwalker) el