La nueva vida de Cristina Blanco, la vidente de los famosos

Cristina Blanco, la que fuera vidente de los famosos, cambió radicalmente su vida después de ser condenada por el robo de tarjetas de crédito y móviles a sus clientes en el año 2007.

Que.es 16 de marzo de 2017

La vida de Cristina Blanco, la que fuera 'vidente' de los famosos y madre de Miguel Ángel Muñoz, dio un giro radical después de ser condenada por robo en 2007.

El actor habló con Risto Mejide en la última entrega de 'Chester in Love' sobre la desaparición de su madre de los medios de comunicación.

Blanco era una habitual de los programas del corazón a finales de los 90 y principios de siglo. Entre sus clientes VIP estaban Belén Esteban, Lara Dibildos, Rocío Carrasco y Terelu Campos, entre otros, clientes que pronto se convirtieron en amigos.

Pero estos amigos se fueron esfumando a raíz de ser condenada por el robo de tarjetas de crédito y móviles a sus clientes en el año 2007. Cristina Blanco no fue a prisión por no tener antecedentes penales, pero esta situación la llevó a sufrir una gran depresión.

Según cuenta Muñoz, la vidente decidió retirarse de los medios para evitar que él fuera preguntado por este tema cada vez que se encontrase con la prensa. 

Tras estas declaraciones en el programa de Risto, la revista Diez Minutos ha publicado una serie de fotos e información sobre la vida actual de la madre del actor. Según cuenta, Cristina Blanco trabaja como dependienta en la sección de perfumería y cosmética de un centro de El Corte Inglés al sur de Madrid. 

Además, este nuevo oficio no es lo único que ha cambiado en su vida. Blanco cambió su residencia en el centro de Madrid por un piso que heredó de su madre de 60 metros cuadrados en el barrio de Usera.