Muere 'La Veneno' tras varios días en coma por un fuerte golpe en la cabeza

La vedette ha muerto a los 52 años de edad tras varios días en coma después de haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza el pasado sábado. 

Que.es 9 de noviembre de 2016

Cristina Ortiz Rodríguez, más conocida como 'La Veneno', ha fallecido en el Hospital Universitario de La Paz de Madrid tras varios días en coma.

La que fuera uno de los rostros más conocidos y solicitados en la televisión durante los años 90 sufrió una caída accidental en su domicilio la noche del sábado tras haber ingerido grandes cantidades de medicamentos y alcohol, según apuntan las primeras investigaciones.

La famosa vedette fue encontrada inconsciente en el salón de su domicilio. Fue su actual pareja quien la halló en estas condiciones y la trasladó de inmediato al hospital. La pareja declaró que en la bañera había mucha sangre y tenía el cuerpo lleno de moratones.

Además, explicó que la casa no estaba revuelta ni había indicios de que alguien hubiese entrado a robar o a agredirla. Su entorno más cercano aseguró en un primer momento que no creían que se tratara de un intento de suicidio ya que en las últimas semanas ganó bastante dinero y tenía previsto una aparición en televisión, donde iba a hablar de hombres poderosos con los que había mantenido relaciones sexuales. Por ello, consideraban que podría tratarse de un ajuste de cuentas. 

Aunque no se descarta ninguna hipótesis, la que tiene más peso es que tomó alcohol junto a varios medicamentos y en un momento se cayó, lo que le provocó el fuerte golpe en la cabeza. 

'La Veneno' fue musa de Pepe Navarro y trabajó en 'Esta noche cruzamos el Mississippi' y 'La sonrisa del pelícano'. Además, también probó suerte en el mundo de la música con dos singles: 'Veneno pa' tu piel' y 'El rap de La Veneno'. También participó en varias películas porno. El pasado mes de octubre publicó su biografía bajo el título '¡Digo! Ni puta ni santa' en la que destaca los malos tratos y abusos que sufrió de niña por parte de familiares y vecinos de su pueblo que no comprendían que era una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre.