Las terribles palabras de Rocío Carrasco a su hija, según Antonio David

Antonio David Flores ha confesado en la revista Lecturas cómo están viviendo sus hijos la boda de su madre con Fidel Albiac y cuál fue la gota que colmó el vaso en la relación de Rocío Carrasco con su hija. 

Que.es 8 de septiembre de 2016

"Mientras Rocío se casa, sus hijos lloran", con este titular Antonio David Flores quiso poner el broche de oro al día más importante de Rocío Carrasco. A su boda con Fidel Albiac sus hijos no estaban invitados y el ex guardia civil quiso hablar sobre cómo viven sus hijos la mala relación con su madre en la revista Lecturas.

Según Antonio David, "están siendo unos días complicados para ellos porque no entienden la situación", sobre todo para su hijo menor, quien "no comprende cómo su madre no es capaz de hacer una llamada de teléfono y arreglar la situación"

Los hijos mantienen una estrecha relación con su padre. De hecho, Antonio David está esperando a que su hijo cumpla los 18 para poder irse a vivir con él, con sus hermanas Rocío y Lola, la hija que tiene con su mujer Olga.

"Mi hijo dice que ya no quiere volver a casa de su madre, no solo por el tema de la boda. Es la suma de muchos más motivos. No está bien allí, quiere vivir con sus hermanas y conmigo", confiesa.

Durante todo el verano, David se ha quedado con su padre y asegura que Rocío no ha llamado para preguntar cómo está su hijo. Imagina que "le venía bien para organizar la boda". 

Además, Flores ha explicado que la gota que colmó el vaso en la relación entre Carrasco y su hija fue un enfrentamiento en el que la presentadora le dijo: "No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel". Y añadió: "Vas a llorar lágrimas de sangre".