La transformación de Val Kilmer en gordo y de otros famosos

En nuestra lista sin malicia hacemos un repasito por los cambios radicales que han sufrido algunos de nuestros guaperas más míticos de la década de los 90 y por otros que si bien nunca fueron guaperas tampoco han mejorado con los años. ¿Estás de acuerdo con la selección?

Qué.es 13 de diciembre de 2013

1. Val Kilmer. O mejor dicho, el que se ha comido a Val Kilmer. ¿Quién no se acuerda de aquel tipo guapo y malote rival de 'Maverick' en Top Gun? El Val Kilmer que conocemos ahora nada tiene que ver con 'Iceman', sino más bien con un tipo gordo que parecen no importarle sus excesos de grasas trans a juzgar por lo natural que se muestra allá por donde va.

2. Mickey Rourke. Si hay una transformación radical en Hollywood es sin duda la del protagonista de 'Nueve semanas y media'. Difícil que visto el cambiazo que ha pegado hoy en día (supuestamente por culpa de la cirugía y otros excesos) pudiera repetir aquella escena erótica comiendo fruta sobre el cuerpo desnudo de Kim Basinger, quien, por cierto, a sus 60 sí ha demostrado seguir siendo una 'sex symbol'.

3. Jude Law. Es la transformación más reciente que hemos conocido. El actor de 'Alphie' se está quedando más calvo que una pelota de billar, no hay más que ver las entradas que luce en esta foto sacada en Londres en este mes.

4. Kirstie Alley. Poco o nada tiene que ver con la atractiva Rebeca de Cheers. Parece que Kirstie no se ha privado de nada en lo que a la comida se refiere y, ¡vaya cómo se llegó a poner la actriz de Kansas! Llegó a confesar que con el exceso de kilos se le quitaron hasta las ganas de tener sexo... Aunque parece que logró rebajar algo de peso allá por 2011, ya nunca volverá a ser la que era.

5. Russell Crowe. Parece que la gordura de Russell Crowe fue por exigencias del guión. El actor de 'Gladiator' tuvo que engordar nada menos que 30 kilos para su papel en 'Red de mentiras'. Precisamente su gordura extrema retrasó el guión de otra peli posterior, 'Nottingham', cuyo papel exigía un actor de figura más refinada. ¡Qué pereza la vida los actores!

6. Matt Damon. ¡Quién le ha visto y quien le ve! En el anuncio de Nespresso aparece gordo y con papada como no se le había visto nunca. El superespía cachas y guapísimo de 'El caso Bourne' dejó de serlo para convertirse en el superchivato gordo de 'El soplón'. ¿De verdad merece la pena tanto sacrificio por un papel?

7. Pierce Brosnan. El actor irlandés no es que se transformase en gordo, es que se transformó en feo directamente. No hay más que verle en el anuncio de Allianz, donde parece que le han puesto pinzas tras el cuello con tanta cirugía y estiramiento del pellejo. ¡FIjaos en la boca! Otro con la eterna sonrisa de Jocker, la Duquesa de Alba o Ana Obregón... De verdad, ¿por qué algunos se niegan a un envejecimiento natural?

8. Ronaldo. Su transformación en gordito también merece un puesto en la lista. Ya decíamos que lucía unos kilos de más cuando jugaba en el Real Madrid, pero es que ahora, ¿a quién se ha comido, por favor? Con esos ricitos le pones a hacer de 'Piraña' en una versión moderna de 'Verano Azul' y, de verdad, que triunfaría.

9. Esther Cañadas. La transformación de una de las modelos españolas más cotizadas en la década de los 90 también merece punto y aparte. La Esther Cañadas que enamoró al mismísimo Mark Vanderloo se retiró de las pasarelas y desde entonces parece que se aficionó al tapeo y no quiso saber nada más de la báscula.

10. Isabel Sartorius. La exnovia del Príncipe Felipe es otra de las que sufrió un grandísimo cambio de 'look'. Acostumbrados como estábamos a verla con un figurín, nos sorprendió cuando se incorporó como colaboradora en un programa de televisión con unos kilos de más. Nada tenía que ver con aquella chica que enamoró al Príncipe en su más tierna juventud.

11. Belén Esteban. Para el final dejamos un plato fuerte: la 'princesa del pueblo'. Sin duda la transformación de Belén Esteban ha sido una de las más radicales del panorama rosa español. Pero ya no solo por los kilos, entendemos que en este caso la cirugía y otros excesos, también tuvieron su papel. Hay que reconocer que cuando Jesulín se fijó en ella era monilla la chica. ¡Pero si hasta se parecía a 'Kelly' la de Sensación de vivir!