Habla Raquel Sánchez-Silva, tras la muerte de su marido: "Mario quería vivir y no se quitó la vida"

Tras la trágica noticia de la repentina muerte del marido de Raquel Sánchez-Silva, la presentadora ha pronunciado sus primeras declaraciones para pedir "prudencia y respeto por la memoria de mi marido y el dolor de todos los que le amamos".

Que.es/ABC 1 de junio de 2013

Raquel Sánchez Silva ha querido responder así a la avalancha de mensajes de apoyo por parte de seguidores, amigos y compañeros de profesión, que durante los últimos dos días han inundado las redes sociales.

Un multitudinario pésame virtual para el que la presentadora ha querido dedicar unos minutos de agradecimiento, a pesar de que todavía está digeriendo la muerte de su marido, Mario Biondo.

«Desde el dolor más profundo que se pueda sentir quiero daros las gracias a todos por vuestro amor y cariño», decía Raquel en Twitter, donde ha valorado las muestras de afecto recibidas estos días: «Habéis sido y sois un gran apoyo».

Aunque finalmente no se hizo público el resultado de la autopsia que se le practicó este viernes, Sánchez Silva ha querido aclarar que «Mario era un hombre feliz y estábamos profundamente enamorados», y ha rogado que nadie saque «conclusiones precipitadas» sobre su muerte, puesto que «las investigaciones siguen su curso».

"Mario quería vivir y no se quitó la vida. Todo apunta a un desgraciado accidente», ha subrayado la presentadora de televisión, que pone así en suspenso la versión difundida por la policía, que señalaba que Biondo decidió quitarse la vida.