Aceite de oliva virgen extra: beneficios, diferencias y recomendaciones para conservarlo

El Aceite de oliva virgen extra es uno de los ingredientes estrella de la mencionada dieta, siendo utilizado a modo de base para multitud de platos. A pesar de la popularidad con la que cuenta en nuestro país es probable que desconozcas algunos datos de suma importancia, los cuales serán descritos a continuación.

Qué! 10 de agosto de 2018

La dieta mediterránea presume de abarcar multitud de ingredientes muy saludables a la par que sabrosos, siendo el principal motivo de que trate de ser seguida incluso por personas de continentes muy alejados, quienes ven en ella la opción ideal para obtener beneficios saludables al mismo tiempo en que se deleitan con recetas de lo más apetitosas.

El Aceite de oliva virgen extra es uno de los ingredientes estrella de la mencionada dieta, siendo utilizado a modo de base para multitud de platos. A pesar de la popularidad con la que cuenta en nuestro país es probable que desconozcas algunos datos de suma importancia, los cuales serán descritos a continuación.

Diferencias respecto al aceite de oliva

Antes de entrar de lleno en lo que a la mejoría de la salud se refiere es fundamental comprender el hecho de que la ingesta tanto del aceite de oliva como del de categoría virgen extra es agradecida enormemente por el organismo, puesto que ambos son beneficiosos.

Aquellos consumidores que desean disfrutar de la mayor calidad tienen en el aceite de oliva virgen extra la mejor elección posible, distinguiéndose principalmente tanto por el grado de acidez como por las valoraciones de las diversas catas efectuadas. Además, es extraído empleando métodos mecánicos en frío sin que las elevadas temperaturas entren en juego para la obtención de una mayor cantidad de producto.

Por su parte, el aceite de oliva presenta una mezcla con aceites refinados, lo cual da pie a un sabor distinto que queda especialmente bien con multitud de platos. Un buen ejemplo reside en freír patatas y tantos otros alimentos sin que ello acarree la pérdida de las propiedades tan positivas de las que hace gala el virgen extra, el cual a la hora de cocinar preferiblemente debe ser utilizado en crudo.

Así mejora tu salud el aceite de oliva virgen extra

Más allá del buen sabor del que presume el aceite de oliva virgen extra ha de mencionarse otro de los puntos destacables de dicha sustancia: es una de las más beneficiosas para la salud del ser humano. La enfermedad más temida del siglo XXI, el cáncer, se aleja en gran medida gracias a los antioxidantes de carácter natural presentes en su composición, los cuales también actúan prolongando el buen estado de la dermis para que envejezca a un ritmo mucho menos acentuado.

Son muchos los españoles que, al hacerse una analítica de sangre, ven cómo el colesterol malo está lejos de las cifras establecidas por los profesionales de la salud a modo de límites tolerables por el organismo. Afortunadamente el aceite de oliva virgen extra es capaz de mantenerlo a raya gracias al poder del ácido oleico, aunque los dos elementos mencionados hasta ahora no son los únicos que inciden en tu salud haciendo que mejore considerablemente.

Y es que también proporciona elevadas dosis de la vitamina E que tan importante es para el organismo, encargándose de tareas tan importantes como regular las hormonas y optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, protegiendo así a los individuos de multitud de enfermedades.

Pilar esencial de la dieta mediterránea

Precisamente el hecho de que la dieta mediterránea esté considerada una de las más saludables es fruto de la presencia de aceite de oliva virgen extra en muchas recetas. Incluso en caso de someterlo a elevadas temperaturas para freír alimentos muchas de sus propiedades siguen intactas, aportando un sabor inconfundible que agradecen enormemente todos los comensales.

Se trata de un aceite muy versátil, puesto que independientemente de si se utiliza en crudo o de otras maneras el resultado a nivel culinario es siempre sobresaliente, demostrándolo los rehogados tan sabrosos obtenidos al emplear aceite de oliva virgen extra, así como las recetas asadas que aprovechan lo estable que llega a ser dicho ingrediente para elaborarse a la perfección.

Adquisición y conservación del aceite de oliva virgen extra

Teniendo en cuenta todo lo que ha sido comentado no es de extrañar que cada vez sean más numerosos los consumidores que desean disponer de aceite de oliva virgen extra en sus respectivas casas. Si también es tu caso ten en cuenta estas recomendaciones, en primer lugar para que la compra de la sustancia sea satisfactoria.

En este sentido consultar los datos de la etiqueta es fundamental. Información tan valiosa como el mes y el año de realización de la cosecha, así como el lugar de procedencia, orientan al usuario sobre qué opción es la más adecuada en caso de que baraje diversas posibilidades.

Pero de poco sirve comprar un buen aceite de oliva virgen extra si no lo conservas adecuadamente en tu hogar. Para que permanezca en un estado óptimo por mucho tiempo que pase desde su adquisición es de vital importancia que lo mantengas alejado de la luz, siendo ideal almacenarlo en el interior de un armario siempre y cuando su temperatura no supere los 25 grados aproximadamente.




Servicios recomendados

Aviso legal

Copyright © Titaniun Gourmet, S.L, Madrid. 2013. Datos registrales: constituida en Madrid e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid el 19 de julio de 2011 al Tomo 29049, Folio 73, Sección 8, Hoja M 523089, inscripción 1ª - C.I.F.: . B- 86237815 con domicilio social en Calle Alfonso XI, 4 y correo electrónico de contacto webque@que.es. Incluye contenidos de la empresa citada, del diario Qué Copyright © Titaniun Gourmet S.L., y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.