7 razones para consumir sandía en verano

La sandía, por su alto contenido en agua, fibra, y azúcar, también es rica en vitamina C tiene numerosos antioxidantes, por lo que la convierte en una fruta muy completa para el verano.

Que! 26 de julio de 2018

Esta fruta tiene poco potasio, y es un buen alimento para pacientes con problemas renales. La sandía es también una fruta histórica consumida por los egipcios.

Existen más de 50 variedades de sandía, que se clasifican en función de la forma, el color de la pulpa, la piel, o del peso. Por ello, esta fruta es clave para consumir en esta época del año:

Su sabor dulce, jugosa, y refrescante. Es fácil de consumir y transportar en pequeñas tajadas, por lo que también sirve como 'snack'.

Su alto contenido en agua hace que sea refrescante e hidratante. Es una opción a beber agua que va a aportar mucho líquido al cuerpo para mantenerlo fresco e hidratado.

Al tener poco contenido en azúcares, es un alimento ligero e ideal para personas que cuiden la línea.

Se puede consumir de la nevera o mantenido a temperatura ambiente, no tiene dificultades en su conservación.

Es fácil hacer zumos con la carne de la sandía, o granizados, que ayuda a refrescarse en verano.

En personas con problemas de retención de líquidos la sandía es un buen aliado por sus propiedades depurativas y diuréticas.

Es una fruta de temporada cuya maduración máxima se hace en verano, por lo que es una alternativa variada al resto de fruta que consumimos durante el año.