Terapia de la andulación: una nueva forma de abordar la fibromialgia

A la farmacología y la fisioterapia se ha unido ahora una práctica sanitaria que está alcanzando resultados satisfactorios: la andulación.

Qué! 13 de julio de 2018

Terapia de la andulación: una nueva forma de abordar la fibromialgia
Foto: Pixabay

Los pacientes que sufren de fibromialgia han aprendido a convivir con el dolor. Desde que se levantan hasta que se acuestan el malestar físico les acompaña, igual que el cansancio extremo y otros muchos trastornos asociados (problemas digestivos, alteraciones del sueño, depresión, etc.).

Las causas de la fibromialgia todavía se desconocen; se sabe que afecta principalmente a la población femenina y que se empieza a manifestar en la época de madurez. Mientras las investigaciones continúan, se está avanzando notablemente en el terreno de los tratamientos. A la farmacología y la fisioterapia se ha unido ahora una práctica sanitaria que está alcanzando resultados satisfactorios: la andulación.

Vibraciones y calor infrarrojo

La andulación basa su trabajo en la combinación de dos elementos terapéuticos muy efectivos: el calor y las vibraciones mecánicas. El poder antiinflamatorio del calor es de sobras conocido y en un remedio muy utilizado para abordar problemas como las lumbalgias o el dolor cervical. Además, es vasodilatador, lo que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. En el caso de la andulación, el calor se aplica por infrarrojos.

En cuanto a las terapias vibracionales, se utilizan desde hace décadas para abordar y prevenir enfermedades que afectan al sistema músculo-esquelético. Diversos estudios corroboran los efectos beneficiosos de las vibraciones mecánicas. Según el Laboratorio de Biomecánica del Instituto Nacional de Educación Física de Catalunya (INEF), un programa de ejercicios físicos específicos combinado con un entrenamiento vibracional reducen el dolor y la fatiga. El Departamento de Educación Física de la Universidad de Sevilla va en la misma línea, igual que la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Extremadura.

La combinación de calor y vibración se efectúa a través de un dispositivo especial que se coloca sobre una cama o camilla y que comercializa en España la empresa HHP. El paciente está estirado boca arriba y con las piernas ligeramente elevadas, lo que favorece la relajación y la descarga muscular. La sesiones duran una media hora y se pueden repetir varias veces por semana. El efecto es prácticamente inmediato. El enfermo nota una sensación de bienestar con una disminución progresiva del dolor.

Los enfermos que deseen probar este dispositivo pueden hacerlo de forma gratuita. HHP ofrece sesiones personalizadas en sus centros colaboradores para que los pacientes puedan conocer la terapia de la andulación y experimentar en directo sus beneficios.

¿Cómo se diagnostica la fibromialgia?

Según los últimos datos estadísticos, la fibromialgia afecta a un 4% de la población, con una incidencia 20 veces mayor entre las mujeres que entre los hombres. Si bien en un principio era una enfermedad incomprendida y difícil de diagnosticar, en la actualidad los protocolos médicos permiten identificarla de manera bastante certera. Incluso los médicos de cabecera pueden concretar un diagnóstico, aunque serán los especialistas en reumatología los que afinen con mayor precisión.

Las pautas que rigen los diagnósticos se basan mayoritariamente en los criterios clínicos del American College of Rheumatology, referente internacional en la investigación de la fibromialgia. El protocolo contempla 6 elementos básicos de análisis.

Puntos gatillo

Son 18 puntos del cuerpo que presentan dolor con una simple presión. Se localizan principalmente en la zona del cuello, hombros, tórax, espalda, área lumbar, codos y rodillas. Si al presionar 11 de esos 18 puntos el paciente nota dolor, podríamos estar hablando de una fibromialgia más que probable.

Fatiga, alteraciones del sueño y falta de agilidad mental

La combinación de los puntos gatillo con síntomas como el cansancio permanente, dificultades a la hora de dormir y problemas de concentración permite reforzar el diagnóstico de fibromialgia.

Pérdida de visión

Los pacientes con fibromialgia pueden experimentar una pérdida de visión. Eso reflejaría alguna alteración en el sistema nervioso central asociada a la enfermedad. Para comprobar los cambios morfológicos que se producen en la estructura del ojo se suelen realizar tomografías.

El test del pulgar

Otra manera de diagnosticar la enfermedad de la fibromialgia es estimular el dedo pulgar durante un minuto con diferentes métodos, como aplicar presión, calor o frío. Este test permite detectar la enfermedad y evaluar el grado de afectación en el paciente.

Forma de caminar

La velocidad al caminar, la longitud del paso y la presión que ejercen los pies al andar también sirven de elemento de análisis para diagnosticar la fibromialgia.

Síntomas asociados

Al margen de los síntomas mencionados, la enfermedad puede ir acompañada de otros problemas asociados. Entre los más comunes se encuentran las digestiones difíciles y el síndrome del colon irritable. También son muy habituales el dolor de cabeza, los hormigueos en pies y manos, los dolores menstruales y la ansiedad.

Todos estos síntomas pueden sumir al paciente en un estado de malestar permanente que derive en depresión. Para combatirla, es muy importante adoptar una actitud positiva e intentar mantener en lo posible una vida normal. A ello contribuirá de forma clara la práctica de algún ejercicio suave y una alimentación saludable.




Servicios recomendados

Aviso legal

Copyright © Titaniun Gourmet, S.L, Madrid. 2013. Datos registrales: constituida en Madrid e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid el 19 de julio de 2011 al Tomo 29049, Folio 73, Sección 8, Hoja M 523089, inscripción 1ª - C.I.F.: . B- 86237815 con domicilio social en Calle Alfonso XI, 4 y correo electrónico de contacto webque@que.es. Incluye contenidos de la empresa citada, del diario Qué Copyright © Titaniun Gourmet S.L., y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.