Cómo disimular los golpes en las puertas de casa

¿Se ha dañado alguna de las puertas? Te damos unos consejos de la mano de profesionales.

Qué! 13 de junio de 2018

Cómo disimular los golpes en las puertas de casa
Foto: Archivo

Siempre que tenemos algún problema con un mueble, un aparato o cualquier parte de nuestra casa, lo más habitual es recurrir a un experto o a un equipo de expertos para que se encarguen de ponerle remedio. Si falla la luz, llamamos a un electricista; si se rompe un grifo, a un fontanero.

Es lo más habitual, pero también hay quienes deciden ponerse manos a la obra y arreglar las cosas por su cuenta. Aunque puedes recurrir a la vía fácil y, por ejemplo, contactar con cerrajeros Sevilla, te vamos a ayudar para que no necesites la asistencia de nadie en caso de que una de las puertas de casa reciba un golpe. Es más, vamos a enseñarte algunos trucos para disimular los golpes en las puertas.

Unas pautas muy sencillas y que puede llevar a cabo cualquiera. No hace falta ser todo un "manitas" para conseguir un resultado decente, aunque evidentemente mientras más veces practiques y lo hagas, mejor será lo que obtengas.

Tres trucos para disimular los golpes en tus puertas

Con tanto uso, es habitual que las puertas se estropeen. Una caída, cualquier resbalón o cualquiera de las cosas que pueden pasar en casa es razón más que suficiente para que una puerta reciba un golpe. El problema viene a la hora de intentar enmendar la situación, ¿cómo se puede arreglar o al menos disimular este golpe que ha recibido la puerta?

A continuación, te explicamos tres métodos diferentes y bastante básicos, pero que funcionan muy bien.

Usa masilla

En caso de que el golpe sea bastante contundente y la abolladura profunda, la mejor forma de poder arreglar el estado de la puerta es utilizar masilla. Existen masas especiales que, a diferencia de las de paredes, consiguen un acabado bastante adecuado para las puertas. Algunos equipos de cerrajería como cerrajeros coruña pueden tenerlas entre sus productos disponibles a la venta para los clientes interesados, y su precio no es demasiado elevado.

Una vez la tengas, tan solo tienes que aplicar con una espátula en la parte donde esté el golpe. Trata de repartir la pasta de forma homogénea y con mucho cuidado, además de hacerlo lentamente. Insiste mucho y no te excedas con la cantidad. En caso de hacer falta más, sigue colocando y extendiendo hasta comprobar, pasando el dedo por ejemplo, que la superficie de la puerta es totalmente homogénea.

Cuando ya esté seca, pasa una mano de pintura para que se iguale al resto de la puerta y ya tendrás el golpe más que disimulado.

Una mano de pintura

Si se trata de un golpe superficial, algo que no haya dañado demasiado la puerta, pero que aún así sea bastante visible. La solución es muy sencilla. Tal y como indican numerosos expertos en estos temas, como por ejemplo los del equipo de cerrajeros san sebastian, la mejor forma de tapar este impacto es dando una buena mano de pintura. Con un par de brochazos puedes ponerle remedio.

Esto funciona en este caso en concreto, claro está, además de en puertas que tengan un acabado de un color concreto. Si es una madera que, además, muestre su aspecto natural, puedes probar pasando varias manos de barniz y esperar a que las absorba para intentar tapar al menos un poco más ese golpe. De nuevo, algo que se debe realizar con mucha calma y sin prisa alguna para conseguir el mejor resultado posible.

Pincha y baña

Si lo que hay es un hoyo, si se ha dado un golpe en una zona muy concreta y hablamos de una puerta con una madera suave, existe un remedio bastante sorprendente que conoce personal como el de cerrajeros granada o el de cualquier equipo que lleve un buen tiempo tratando con este tipo de material.

El remedio es pinchar en la parte interior del agujero con una aguja. Tienes que hacerlo de forma repetida para asegurarte de que hay suficientes pequeños agujeros en su interior. Tras esto, lo siguiente es rellenar el hueco con un poco de agua, asegurándote de que esta se cuele por todas las perforaciones que acabas de realizar.

Cuando lo hagas, lo siguiente es esperar unos cuantos de días a que se absorba y la madera se seque. Al poco verás que se ha inflado por esa parte y ha desecho el hoyo que había. Para poder rematarlo, tan solo tienes que aplicar algún barniz o cera especial para que el acabado sea igual al resto de la puerta.

Hay muchas más triquiñuelas que también sirven para disimular estos impactos, pero estas tres son las más sencillas y las que acaban dando mejores resultados. En caso de que tengáis algún problema con vuestras puertas, ya sabéis las principales alternativas a las que podéis recurrir.




Servicios recomendados

Aviso legal

Copyright © Titaniun Gourmet, S.L, Madrid. 2013. Datos registrales: constituida en Madrid e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid el 19 de julio de 2011 al Tomo 29049, Folio 73, Sección 8, Hoja M 523089, inscripción 1ª - C.I.F.: . B- 86237815 con domicilio social en Calle Alfonso XI, 4 y correo electrónico de contacto webque@que.es. Incluye contenidos de la empresa citada, del diario Qué Copyright © Titaniun Gourmet S.L., y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.