VIDEOJUEGOS | Análisis OnRush

Análisis del juego de carreras de Codemaster y publicado por Koch Media. Una de las sorpresas del año

Nacho Pérez 12 de junio de 2018

VIDEOJUEGOS | Análisis OnRush

Codemasters son famosos por sus juegos de carreras. De su mano ha llegado hasta nosotros la saga Toca, Colin McRae o más recientemente Dirt o los oficiales de la Fórmula 1. Tienen gran experiencia en juegos de coches tanto arcade como simulación.

Hace poco tiempo adquirieron el estudio Evolution Games, autor de juegos como Motorstorm, DriveClub o los WRC, los oficiales del campeonato del mundo de Rallies. Y con este estudio, ya absorbido por Codemasters han firmado este Onrush.

Gracias a Koch Media nos llega a España un juego diferente de carreras en el que no hay que ganar llegando primero a meta sino cumpliendo los objetivos según sea la partida.

Onrush coge lo mejor de los juegos de los dos estudios e introduce algún factor de otros juegos como Burnout y se saca de la manga uno de los juegos de coches más sorprendentes en lo que llevamos de año.

Como decíamos antes, no se trata de ganar, se trata de competir en una batalla de 6 contra 6 online, aunque tiene una parte offline, eligiendo un modelo de coche entre las 8 clases disponibles según e adapten a las necesidades del equipo y de la partida.

Hay cuatro modos de juego en Onrush: Overdrive que consiste en gastar entre todo el equipo la mayor cantidad de nitro posible; Switch en donde cada piloto tiene 3 vidas y 3 coches disponibles de tal manera que cada vez que nos hacen un derribo perdemos una vida y cambiamos el coche. El objetivo para vencer es tener más vidas que el contrario al final de la ronda. El tercer modo de juego es CountDown que consiste en ir pasando por puertas mientras un reloj va descontando tiempo, si pasas por los arcos el reloj suma, mientras que si no pasas, sigue descontando. El vencedor es el que no deje su reloj a cero. Y por último está el modo Lockdown que se trata de ir persiguiendo un foco de luz que hay que capturar metiendo la mayor cantidad de coches de un equipo dentro durante unos segundos. Una vez se capture la zona, se gana ese círculo.

Para todos estos modos hay 8 clases de coches, cada una con una especialidad distinta que van desde motos, cuyo mayor poderío es un ataque aéreo devastador hasta autos grandes que protegen al resto del equipo. E incluso están los medianos que reparten potencia. En total 8 coches, cada uno con un rol y debemos manejar todos y saber sus beneficios y sus carencias porque hay distintos modos en los que a veces nos hacen elegir tan solo entre 2. Es bueno conocerlos todos y no especializarse en uno en concreto.

La clave en Onrush son los las colisiones y el rush. Las colisiones al más puro estilo Burnout son hacer estrellarse al rival o estrellarlo uno mismo. Una vez golpeas a un contrario se queda con unas flechas a su alrededor que indican que un pequeño golpe acabará con él convirtiendo el derribo si le llegamos a rozar o dándonos una asistencia si lo hace un compañero.

El rush es un super poder especial que se consigue gastando turbo y este turbo se consigue con derribos y acciones especiales. Una vez llenemos nuestra barra de Rush al 100% desataremos un poder especial en cada uno de los coches e iremos más rápido llevándonos por delante todo lo que se nos ponga.

Onrush es un juego de objetivos y el juego en equipo es esencial ya que si no estamos coordinados, perderemos la mayoría de las rondas. Una de las cosas buenas que tiene el juego es que nunca te deja atrás en una carrera. Si te quedas rezagado el juego automáticamente te teletransporta a la cabeza para que continúes en la lucha. Es algo que es de agradecer porque a veces sucede que te das varias veces contra los muros y te quedas muy atrás.

Gráficamente el juego cumple. Es un espectáculo de luces, explosiones y fuegos artificiales resultón. Aderezado con una banda sonora excepcional cañera que no desentona con todo lo que va sucediendo en pantalla.

Hemos comentado anteriormente que el juego es prácticamente online y trae desafíos que irán desbloqueando items ya sean fondos de la tarjeta de jugador o a medida que subimos niveles nos otorgan posibilidad de abrir cajas sorpresa que nos harán desbloquear skins de los personajes y los coches además de dibujitos para las tumbas que se quedan en el circuito cuando nos derriban.

Onrush es un juego lleno de originalidad, una apuesta arriesgada realizada por un estudio que ya tiene experiencia. Si quieres un juego de acción desenfrenada con 1000 cosas pasando a la vez en pantalla, Onrush es tu juego, con un online genial. Pero si pretendes jugarlo tú solo, seguramente se te va a hacer corto, ya que no tiene demasiada historia y la dificultad de la IA no es muy alta.

Onrush, de Codemasters y distribuido por Koch Media es muy recomendable, es un soplo de aire fresco en el género del motor y una de las sorpresas del año. Un trabajo muy bien hecho.