VIDEOJUEGOS | Análisis Agony

Un Survival Horror en el infierno desarrollado por MadMind Games y distribuido por Koch Media

Nacho Pérez 1 de junio de 2018

VIDEOJUEGOS | Análisis Agony

Aunque en otros juegos ya se ha visitado el infierno, como en Doom o en Dante's Inferno, MadMind Games ha querido que volvamos a él pero de una forma muy diferente.

El juego que nos trae Koch Media nos pone en la piel de un alma cuyo cuerpo acaba de morir y acabamos en el averno sin más explicaciones, sin memoria y defensa posible. Nuestro objetivo será buscar a una voz femenina que se identifica como la Diosa Roja y para ello recorreremos un escenario de pesadilla total.

Pero Agony ha llegado rodeado de una estela de polémica debido a que algunos medios extranjeros lo han tildado de inacabado. Hay que poner las cosas en contexto y decir que Agony se financió mediante Crowfunding y consiguió tres veces más presupuesto del que en un principio pedía. Es el primer juego del estudio MadMind Games, un pequeño estudio polaco creado en 2016 y como decimos, este es su primer proyecto serio.

El juego en consola sufre de Tearing, es muy oscuro hasta para tener el Gamma a tope y tiene fallos graves de sonido, pero todo esto es solucionable mediante parches y el estudio ya ha anunciado que está trabajando en ello. Esto en un juego de salida lastra bastante la experiencia pero si obviamos estas cuestiones, Agony tiene bastantes puntos positivos que pueden hacer disfrutar a los jugadores que quieran un juego de terror, tensión y sufrimiento.

Agony es un juego de supervivencia que se desarrolla en el mismísimo infierno. Un infierno imaginado como un lugar tortuoso, construido de roca, huesos humanos y carne y en el que las almas descarriadas sufren castigo. Recónditos pasillos, oscuridad y gore con criaturas imaginadas por mentes enfermas, demonios que nos matan con un toque y laberínticos escenarios en los que nuestro sentido de la orientación será nuestro único arma. Todo en un ambiente a prueba de estómagos con extremidades cercenadas, cuerpos empalados, montones de cadáveres, toques de desnudos y todo ello aderezado con frases bíblicas que dan un ambiente más macabro si cabe.

El modo de juego es peculiar ya que el género Survival Horror implantado en Agony es el de pasar desapercibido ya que los enemigos nos matan de un golpe y no hay posibilidad de defenderse. Esto ya lo vimos en otros juegos como Alien o incluso en Resident Evil 7 y es un modo que funciona. El problema es que Agony tiene un tutorial escaso y tendremos que ir aprendiendo todo por ensayo y error y esto es algo que puede llegar a frustrar a los jugadores.

Una de las cosas que destacan en Agony es que podremos poseer almas, que son los personajes con capucha que nos vamos encontrando y que al quitarles la capucha estarán listos para poseer. Si uno de los guardianes nos ve y nos quita la vida, tendremos unos segundos para vagar por el mundo en busca de una de estas almas para continuar. Es un original sistema de vidas pero escaso, ya que no hay demasiados personajes a lo largo del recorrido para poseer y lo mejor es ser precavido en cada momento y antes de hacer un movimiento, pensarlo bien.

Dentro de estos tortuosos laberintos tan oscuros en muchas ocasiones nos sentiremos desorientados, para eso el juego nos pone un modo de guía al más puro estilo Dead Space, con una línea que nos dice por dónde debemos de seguir, pero tiene algunas pegas, ya que en el modo normal el uso de esta guía está limitado a las estatuillas que tengamos, que las iremos encontrando por el escenario y tienen cierto parecido a la Venus de Willendorf. El otro problema es que a veces esa guía nos lleva a sitios sin salida y vuelve sobre sus pasos y gastar un uso de una manera tan inútil puede llegar a exasperar.

Hay que tener paciencia porque los chicos de MadMind van a ir arreglando estos errores pero el juego tiene una buena base, es original en su idea pero falla en la ejecución, aunque con la ventaja de los parches, se puede transformar el juego. Y tener en cuenta que para ser el primer proyecto serio de este estudio polaco, promete en un futuro dar grandes sorpresas en el mundo del videojuego. Los chicos de Koch Media nos acercan este título que a pesar de no llegar a completar una experiencia totalmente satisfactoria, mete de lleno en esta industria a este estudio con ideas muy prometedoras.