Ikea lanza cojines hechos por madres víctimas de violencia

El 100% de los beneficios irán a parar al taller de 'Ellas lo bordan'.

Alfonso Mata 17 de mayo de 2018

KEA lanzó este jueves en Madrid la colección de cojines 'Återställa', en colaboración con el proyecto social empresarial 'Ellas lo bordan'. Se trata de fundas de cojines hechas en su totalidad por madres víctimas de violencia.

"El objetivo de esta colección es apoyar a un colectivo especialmente vulnerable: madres solas con hijos e hijas a su cargo, víctimas de violencia en todas sus formas", informó la empresa sueca.

Por esto, el 100% de los beneficios de la venta de las fundas de cojín irán destinados a la organización, buscando generar una mayor estabilidad laboral y económica en estas mujeres.

Las seis fundas de cojín de 'Återställa' son confeccionadas con textiles de IKEA de manera artesanal por las 20 mujeres que forman parte del taller textil de 'Ellas lo bordan', lo que lo convierte en "un producto único hecho a mano", según la compañía.

Esta colección ya está presente en Holanda, Bélgica o India, pero se trata de la primera vez que la multinacional sueca colabora con una entidad local para la creación de una colección original y con vocación social.

La colaboración de IKEA con este proyecto de emprendimiento social pretende mostrar su apoyo a un modelo de negocio que busca empoderar a mujeres en situación de vulnerabilidad, dándoles herramientas que faciliten su inserción social e independencia económica.