Cómo protegernos de los fraudes más habituales

Phishing, vishing y compras online son las formas más habituales de fraude a través de internet.

Qué! 27 de abril de 2018

PHISHING 

El phishing es un tipo de fraude que usa un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas

1. Si recibes un archivo adjunto por email de alguien desconocido, o aun siendo conocido te resulta sospecho, elimínalo directamente y / o contrasta la información con el contacto antes de proceder a abrirlo. En cualquier caso, analízalo siempre con un antivirus antes de abrirlo para evitar una posible infección. 

2. De igual modo, evita hacer clic en enlaces que te llegan al correo electrónico o por mensajería instantánea. Si necesitas acceder a un servicio conocido, hazlo escribiendo la dirección directamente en el navegador

3. Sospecha de aquellos correos que presenten una escritura incorrecta o faltas gramaticales y de ortografía, también si tienen un tono impersonal comenzando los mensajes con un "Hola amigo" o "Estimado cliente". 

4. La urgencia es parte fundamental de los mensajes de tipo phishing, generalmente siempre se piden hacer algo de manera inmediata. Es un indicio a tener en cuenta. 

5. Si detectas un email de tipo phishing, avisa a tus contactos para que no caigan en el engaño

VISHING 

El vishing es una práctica fraudulenta que consiste en el uso del Protocolo Voz sobre IP (VoIP), phishing de voz, en el que el usuario recibe una llamada de voz, o a través de mensajes de texto SMS, solicitando información personal o alguna clave.

1. No responder llamadas o mensajes de correo sospechoso o remitentes desconocidos. 

2. Tomar en cuenta que las entidades financieras, VISA, MasterCard u otro operador de tarjetas, no solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas, mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario haya sido quien contactó primero a la institución financiera. 

3. Ante cualquier duda, llamar directa e inmediatamente a la institución bancaria

4. Evitar proporcionar información personal o financiera a desconocidos. 

COMPRAS ONLINE 

Los fraudes cometidos a través de tiendas online que resultan no ser lo que parecen. Envían productos que nada tienen que ver con los que se ofertaba o productos que son falsificaciones, cobran más del importe indicado durante la compra y en muchos casos no envían nada y se quedan con el dinero, y con nuestros datos.

1. Cuando te des de alta en una página de compra online o vayas a realizar un pago, ésta deberá contar con certificado de seguridad, de tal manera que comience por "https" y que aparezca un candado en verde que indique que los datos viajan cifrados. 

2. Si ves que tiene precios anormalmente bajos o todos los productos al mismo precio, debes sospechar. 

3. Busca la información legal de la empresa. No te fíes si viene como único elemento de contacto un formulario o un correo webmail gratuito. 

4. Analiza los tipos de pago que se permiten. Si en la página principal publicitan que se admite algún método como es PayPal, asegúrate de que te dan esa opción al pagar el pedido. 

5. Antes de comprar, busca opiniones de otros usuarios. Puede darse el caso que un fraude de una página ya haya sido comentado por más gente en algún foro o red social 

6. Asegúrate que hay datos de contacto

7. Entra directamente en el sitio Web

8. Fíjate en el candado verde

9. Ten en cuenta que las aplicaciones también sean seguras. Activa el sistema de doble identificación

10. Vigila tu cuenta bancaria con frecuencia.