Las matemáticas han dejado de ser la asignatura pendiente

Aprender matemáticas ya no es tan complicado, sobre todo desde que han aparecido nuevas metodologías que permiten que los estudiantes comprendan para qué sirven y cuál es su utilidad a nivel práctico. Cuando los alumnos están motivados y comprenden la lección, los números dejan de ser su mayor enemigo.

Qué! 18 de abril de 2018

Las matemáticas han dejado de ser la asignatura pendiente
Foto: Archivo.

Las matemáticas es una ciencia exacta que requiere de una serie de habilidades mentales para resolver el resultado final de la operación o del problema en cuestión. Desgraciadamente, independientemente del grado o nivel educativo al que nos refiramos, las clases de matemáticas son siempre el hueso más duro de roer para los alumnos. ¿El problema está en las matemáticas? Esta asignatura como cualquier otra, tiene su complicación, pero no consideramos que en las matemáticas está la dificultad en sí, sino en cómo el profesorado imparte la materia y cómo lo asimila el alumnado.

Las claves para impartir correctamente las matemáticas

Una de las claves es actuar sobre los estudiantes guiándoles en el camino adecuado para que el aprendizaje de las matemáticas sea significativo, es decir, que el alumnado entienda el por qué de cada movimiento, cálculo, operación o problema. Este proceso de aprendizaje en el que los estudiantes adquieren esta manera de actuar frente a la asignatura requiere un tiempo de entrenamiento. Una vez sea capaz de comprender la esencia de las matemáticas, ya estará preparado para verlas desde otro punto de vista descubriendo esta maravillosa ciencia y los ámbitos de aplicación en la vida cotidiana.

Y aquí destacamos otro punto importante, las matemáticas deben de entenderse para poder ser amadas, pero normalmente los docentes no trasmiten ese amor por ellas. Actualmente, como siempre ha pasado, las metodologías más usadas son procesos técnicos cerrados en los que el alumnado debe de seguir al pie de la letra, sin dar cabida a su libertad e imaginación en la resolución de las operaciones planteadas. Pero las matemáticas difícilmente tendrán un procedimiento cerrado, ya que hay tantas formas de resolver un problema como personas hay en el mundo. Ese es uno de los grandes fallos en la enseñanza de esta ciencia.

Otra clave que destacar, también muy significativa, es que no se enseñan para ponerse en práctica en la vida cotidiana. Desde pequeños el profesor o profesora les enseña un folio donde pone 2+2, en lugar de mostrar físicamente dos objetos y otros dos con el fin de juntarlos para saber cuántos hay en total. Y así pasan los años y continuamos recibiendo las mismas enseñanzas, sin utilidad ninguna, solo números, fórmulas y más fórmulas que no entendemos pero que nos metemos en la cabeza como si fuéramos robots. En definitiva, lo que no se comprende ni se encuentra una finalidad real, el ser humano tiende a desecharlo, eliminarlo del archivo creando incluso cierto odio o rechazo hacia ello.

La lógica de las matemáticas

La idea es saber cómo aplicar la lógica a las matemáticas. La lógica es un elemento relevante en esta ciencia. Las matemáticas requieren de una lógica específica y eso es lo que el alumnado debe de interiorizar para comprenderlas como se merecen. Tal lógica debe estar adaptada al entendimiento de las matemáticas.

Lo ideal es que desde pequeños adquirimos unas bases sólidas matemáticas, aunque esto no es lo más corriente. No obstante, no nos alertemos porque se pueden comprender más adelante mediante unos temas considerados las bases de esta ciencia. El proceso de enseñanza debe ser sistemático llevando al alumno a una preparación eficaz de las matemáticas en general sin centrarnos todavía en cuestiones específicas. El procedimiento consta de una serie de bases que dominan aspectos tanto externos como internos de la preparación y el entendimiento de las matemáticas.

Lo que suele ocurrir mucho y es un tremendo fallo es el modo de asimilar y desechar información de manera automática. El alumnado está acostumbrado a recibir y retener información de un modo memorística y después del examen limpiar archivo para meter nueva información. El problema es que con las matemáticas esto nunca puede resultar efectivo, porque no consiste en memorizar de un modo sistemático, sino que es un procedimiento que requiere entendimiento.

Lo que se debe de hacer es dar al estudiante estrategias para que cuando estudie matemáticas las recuerde para siempre y no solo para pasar un examen. Una vez el alumnado haya interiorizado estas bases, ya estará preparado para afrontar las matemáticas en todas sus vertientes.

Aconsejamos no dejarte llevar por la frustración, ya que es parte del proceso. Además, asegúrate de que tu guía o dícese profesor sea un buen comunicador para explicarte la esencia de las matemáticas. Y, sobre todo, practica de manera constante, ya que te ayudará a manejarlas mejor. Como ya dijimos el problema principal no está en la complejidad de las matemáticas, sino en el enfoque del alumnado sobre ellas. Cuando se comprenden de verdad, se siente una atracción indescriptible por ellas.




Servicios recomendados

Aviso legal

Copyright © Titaniun Gourmet, S.L, Madrid. 2013. Datos registrales: constituida en Madrid e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid el 19 de julio de 2011 al Tomo 29049, Folio 73, Sección 8, Hoja M 523089, inscripción 1ª - C.I.F.: . B- 86237815 con domicilio social en Calle Alfonso XI, 4 y correo electrónico de contacto webque@que.es. Incluye contenidos de la empresa citada, del diario Qué Copyright © Titaniun Gourmet S.L., y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.