VIDEOJUEGOS | Probamos Nintendo Labo

Impresiones de Nintendo Labo, el nuevo invento de la marca japonesa

Nacho Pérez 5 de abril de 2018

VIDEOJUEGOS | Probamos Nintendo Labo
Foto: Nintendo

El próximo día 27 sale a la venta Nintendo Labo, la evolución que presentaba hace unos meses la marca nipona que consiste en unos cartones que permiten crear, jugar y descubrir y que dejó a todo el mundo boquiabiero.

Esta mañana pudimos acudir a la oficina de Nintendo en Madrid y tocar Labo con nuestras propias manos y aquí van nuestras impresiones de la experiencia.

Nintendo Labo se presenta de dos Kits, cada uno con artilugios diferentes. El Kit uno nos presenta al robot, la casa, la caña de pescar, la moto y el piano, mientras que el Kit 2 nos presenta el Robot, cada kit, además de los cartones, incluye un cartucho con el sofware.

Cada elemento de los antes citados viene presentado en un carton troquelado que debe montarse según las instrucciones que nos va facilitando la propia consola y se tarda desde 15 minutos el elemento más básico hasta más de 4 horas el robot. Y todo a base de cartones, arandelas y pegatinas reflectantes. 

Hemos podido probar los juegos disponibles pero destacamos la caña de pescar, que te da la sensación de que tienes en tus manos una verdadera caña y reacciona realmente bien al movimiento, la moto, con un juego con 3 carreras, que de igual manera permite sentirte como un motorista y la Nintendo Switch cumple a la perfección con el giroscopio a la hora de inclinarte en las curvas. El piano, que realmente es un piano de verdad con un modo de compositor que permite opciones infinitas y reacciona perfectamente a la pulsación de las teclas y sobretodo el robot.

El Robot es una mochila que lleva cuatro apéndices, uno a cada extremidad y te permite sentirte como el personaje del juego, que debe destruir todo y lo manejas tú con tus manos y tus pies, te hace realmente sentirte dentro del juego.

Además los infrarrojos de los Joy-Con de Switch en el juego de Labo cumple la función de cámara infrarroja y cámara térmica. Una de las pruebas era jugar a oscuras para encontrar una figura y perfectamente se veía con la cámara infrarroja en total oscuridad.

Todo va a base de cartón y el propio juego te recomienda guardar las planchas en las que viene para reemplazar las piezas en caso de que se rompan, que con niños, puede suceder.

El modo de construir está muy bien porque a los niños y no tan niños les hace estar entretenidos, es fácil de seguir y todo el mundo lo puede hacer. El modo de jugar lo vemos algo limitado porque realmente los minijuegos no tienen mucha profundidad más allá del piano, que más que un juego, es un instrumento real hecho con cartón.

El modo que más nos ha sorprendido es el del taller. Es un modo en el que los niños más mayores, a partir de 8 o 10 años, van a aprender programación, física, mecánica, ya que en la propia consola podrán elegir una orden y una reacción, por ejemplo, que al pulsar el botón A, el mando vibre, o que al detectar un elemento. Nos han enseñado a hacer una pistola y que al pulsar un botón y detectar un elemento, hiciera que el otro mando vibrara y cayera el muñequito al que iba adherido. 

Realmente Nintendo Labo está hecho además de para divertir, para ser didáctivo y si se usa correctamente esa función, tiene opciones infinitas para aprender.

Nintendo Labo se pondrá a la venta el día 27 de abril en todas las tiendas y es válido para Nintendo Switch