Los motivos por los que este fin de semana cambiamos la hora

El cambio de hora se implementó de forma generalizada en 1974, coincidiendo con la primera crisis del petróleo. Muchos historiadores aseguran que estos cambios horarios se vienen produciendo desde la antigua Roma.

Alfonso Mata 20 de marzo de 2018

Los motivos por los que este fin de semana cambiamos la hora
Foto: Pixabay

El próximo fin de semana, los españoles tendremos que ajustar nuestros relojes para adaptarnos al nuevo horario de verano. Esto supone un adelanto de 60 minutos, con lo que perderemos una hora de sueño pero a cambio se gana una de luz. Exactamente, el cambio deberá hacerse durante la madruga del domingo 25 de marzo, a las 2:00 horas de la mañana que serán las 3:00 horas.

Los cambios de hora se vienen realizando desde el año 1974, coincidiendo con la primera crisis del petróleo, con la intención de aprovechar la luz del día para reducir el consumo eléctrico, recuerdo 'BBVA'

Muchos historiadores fechan los orígenes del 'horario de verano' en la antigua Roma, donde los relojes de agua marcaban diferentes horas, en función de la época del año. Durante la Primera Guerra Mundial, los alemanes decidieron adelantar una hora sus relojes como medida de ahorro. Este hecho fue secundado por los Estados Unidos en 1918.  

Recientemente, en 1999 fue la Comisión Europea, quien publicó un estudio que determinaba los beneficios del cambio horario, no sólo en lo que respecta al ahorro, también a otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones laborales y estilos de vida, incluyendo la salud.

Por el contrario también existen críticos en lo que respecta a los cambios de hora. Éstos afirman que el cambio de hora puede causar problemas de salud a largo plazo, en niños y los más mayores. Algunas investigaciones han mostrado que el cambio de hora perturba los horarios de sueño, incluso en el año 2009, varios estudios demostraron como la falta de descanso podía incidir directamente en los accidentes de tráfico

La medida del cambio horario no se aplica en todos los países del mundo.