El difícil papel de Mariano Peña: Interpretar a Dios sobre el escenario

El famoso actor nos explica qué vamos a encontrar en 'Obra de Dios', de qué manera se ha preparado para la representación y cuales son sus proyectos de futuro. 

Nacho Arribas 17 de noviembre de 2017

El conocido actor de cine y televisión Mariano Peña se convierte en el Señor del Universo en la comedia que ha triunfado en Nueva York. Del 8 de noviembre al 7 de enero, el Teatro Bellas Artes de Madrid ofrece 'Obra de Dios', escrita por David Javerbaum y dirigida por Tamzin Townsend.

Una obra de teatro donde Peña reescribe los diez mandamientos. ¿Por qué creó Dios a Adán?, ¿Era Eva realmente una pecadora?, ¿Cuántos animales metió Noé en el arca?... Preguntas a las que el actor, convertido en Dios, da respuesta.

MARIANO PEÑA RESPONDE A LAS PREGUNTAS DE QUÉ!

¿Qué vamos a encontrar en esta obra que ha triunfado en Broadway?

Hay un denominador común que es el sentido de humor y el dar una versión distinta, mucho más campechana, de este Dios justiciero severo que estamos acostumbrado a ver en las películas. Es un Dios más cotidiano, que reconoce sus errores con sentido del humor y respeto

¿Cómo se prepara un actor para interpretar a Dios y reeditar los 10 mandamientos?

Uno se prepara con la misma ilusión con el que te preparas para cualquier otro papel. Bien es cierto que hay algunos más complicados. Yo juego con ventaja, porque Dios abduce a Mariano Peña para servirse de su persona, puesto que él no tiene rostro ni figura, para comunicarse con el público. 

Estamos ante una comedia donde se juega con personajes como Jesús, Abraham, Moisés... ¿Tiene miedo de que interpretar a Dios pueda conllevarle críticas por parte de los sectores más tradicionales?

Evidentemente eso siempre está ahí. Yo siempre tengo miedo Peña para servirse de su persona, puesto que él no tiene rostro ni figura, para comunicarse con el público a la reacción del público en general, pero más ahora cuando se trata de un tema religioso. Miedo porque se malinterprete la intención del personaje, no la mía. Yo solo interpreto un texto. Es cierto que se dan tirones de orejas y que nunca llueve a gusto de todos. 

Le hemos visto en cine, en televisión, en teatro... ¿Cuál es su preferido? ¿Qué le supone subirse a las tablas?

Esa es la pregunta del millón. Todos son cómodos e incómodos a la vez. El teatro es muy potente pero es "muy incómodo". Es más cómoda la tele o el cine porque si te equivocas no hay problema porque se repite. En el teatro lo bueno es que sales al ruedo todos los días y si hay un pequeño lapsus estas sólo ante el peligro. 

Además de reescribir los 10 mandamientos... me imagino que Mariano Peña tiene ya otros proyectos en mente. ¿Podría adelantarnos algo?

Ya sabemos que los proyectos, proyectos son. Hasta que no están firmados no se pueden confirmar. Yo prefiero ser cauto y no decirlo. Sí puedo contar que ahora empezaré la nueva temporada de "Allí Abajo".