Rizos y melenas curly, la tendencia que siempre vuelve

El pelo rizado jamás pasa de moda, pues cíclicamente vuelve de manera "versionada" o simplemente al natural. Aquí tienes los "tips" para lucir una melena curly.

Qué! 6 de noviembre de 2017

Los rizos no sólo aportan un mayor volumen a nuestro cabello, además es un potente distintivo de fuerza, garra, vigorosidad e incluso deseo sexual. Un aspecto leonado que de nuevo triunfa este otoño e invierno en numerosas cabelleras, principalmente femeninas, aunque lo importante es saber cómo cuidar nuestros rizos.

"El rizo va de un extremo a otro, es decir, vamos de los muy rizados a las melenas con ondas grandes, que se vuelven más salvajes y deshechas, trabajadas para dejarlas lo más natural posible, gracias al difusor y a la espuma", asegura David Lesur, director de formación en los salones David Künzle

Otra de sus recomendaciones es peinar y cepillar lo menos posible: "Un exceso puede llevarnos a dañar  el rizo e incluso a abrirlo y que este pierda toda su fuerza y elasticidad, además de no tener en cuenta otras posibilidades, desde pelos largos a cortos con o sin capas. También dependerá del tipo, sean ondas o en espiral, por ejemplo".

Si tus rizos son fuertes y gruesos, echar mano de acondicionador o un buen aceite o crema, puede ser la mejor opción, siempre aplicados con el pelo mojado. La firma Biolage, línea botánica de Matrix (L´Oréal) cuenta con numerosos productos para tratar y cuidar los rizos, utilizados en David Künzle según sean estos: "El corte preferiblemente debe realizarse en seco, buscando la mayor naturalidad y dándole ese toque salvaje tan deseado. Para su cuidado en casa, podemos peinarnos con nuestras propias manos, revolviendo los dedos entre los rizos o con peines de púa ancha, así como el uso al dormir de mascarillas hidratantes contra la sequedad y el encrespamiento, que ocurrirán si no los cuidamos" - apunta David Lesur.