Belleza | Aciertos y errores en la ceja masculina

Es importante tratarlas con el mismo mimo que damos a la barba, el bigote o nuestro propio cabello.

Qué! 30 de octubre de 2017

Ejemplos de cejas hay muchos, desde superpobladas como las de Joe Jonas, Zachary Quinto, Jake Gyllenhaal o Chris Pine a otras menos gruesas y definidas como las de David Beckham o Bradley Cooper, pasando por las calvas, en muchos casos tan atractivas, del modelo David Gandy. 

El caso es saber dar con el tipo de cejas que mejor se adapta a nuestras facciones y gustos, pues dan al hombre un plus de virilidad y aspecto cuidado muy interesante.

Bárbara Torres, de la firma británica Nouveau Lashes, reconoce que cada vez son más los que se acercan a sus centros para algún tratamiento relacionado con las cejas: 

"El hombre se cuida en muchos casos, tanto o más que la mujer, y además de pestañas, donde tenemos un gran éxito con el lifting masculino, el diseño de cejas es otra de las técnicas más demandadas. A veces se trata de hombres deportistas a los que el sudor les molesta al hacer ejercicio, y en otros simplemente por lucir un mejor aspecto, con unas buenas cejas gruesas y tupidas, siempre de la manera más natural posible. Debemos tener en cuenta que al estar cerca de los ojos, muchas veces sufren problemas comunes, generalmente medioambientales".

QUÉ DEBEMOS Y QUÉ NO DEBEMOS HACERué debemos y no debemos hacer

- Se recomienda una ceja gruesa pero no excesivamente definida, quizás algo más salvaje y natural, no pasarse por tanto con la depilación, sobre todo con cera, pues afecta a la piel circundante y puede ocasionar problemas de descolgamiento, irritaciones e infecciones
diversas.

- No se debe perfilar toda la ceja, exclusivamente quitar el pelo del entrecejo y la zona baja de los párpados. La zona alta debe estar tal cual, si acaso deshacernos de algún pelo suelto o rebelde.

- Las cejas también se peinan para mantenerlas limpias. La frecuencia debe ser semanal.

- En caso de calvas, se pueden disimular con un lápiz de color parecido al propio pelo, de manera que parezcan más naturales. De todas formas, en algunos hombres pueden quedar bien y no sería necesario. Si han surgido canas, es cuestión de teñir y recortar, pues muchas de estas nacen de manera irregular.