Consejos que debes seguir para no resfriarte este invierno

Pese a que el llamado "veroño" se resiste a abandonarnos, los expertos no dejan de advertir sobre los riesgos que esta época del año suelen acarrear para la salud, por los virus y los cambios de temperatura, que hacen proliferar los catarros, las bronquitis o la gripe. 

Eva Villanueva 26 de octubre de 2017

A sabiendas de que nos encontramos expuestos a las enfermedades típicas de esta época del año, y echando mano del refranero español que reza "más vale prevenir que curar", hemos recopilado los mejores consejos para protegernos de estas enfermedades comunes:

Evitar la transmisión de virus

Lavarse las manos, humidificar el ambiente, taparse la boca al toser o evitar lugares hacinados aparecen como las mejores opciones para evitar coger y transmitir virus como la gripe.

Vida saludable

Mantener una dieta saludable supone la mejor baza para que nuestros cuerpos presenten la mejor defensa ante las amenazas exteriores. Así recomiendan comer de todo en la justa medida, y no olvidar que es preferible el consumo de productos frescos y comidas "no precocinadas". Advierten de que una buena despensa no puede prescindir de la fruta, verdura, cereales, pasta, carne, pescado, aceite y azúcar.

En el hogar

Más allá de la limpieza de las casas, los expertos destacan los beneficios que supone una buena ventilación para que se "renueve" el aire del ambiente. Así, recomiendan abrir las ventanas y colocar recipientes con agua para impedir que el nivel de humedad se reduzca en el interior.


Ejercicio Físico

Una vez más, los expertos recomiendan hacer ejercicio ya sea en la calle o en los gimnasios, para evitar el anquilosamiento. Destacan los beneficios realizar 30 minutos de ejercicio diario para mantener una buena condición física.

Cómo no, el dejar de fumar, también se cuela entre las mejores opciones para prevenir enfermedades respiratorias, y el propio ministerio de Sanidad anima a abandonar este mal hábito, desarrollando un estilo de vida más saludable, que pasa por la alimentación, pensar en los demás, y también en algo que no viene nada mal...reducir los gastos que supone el tabaco.