12 trucos para hacerte las uñas como una profesional y triunfar ante tus amigas

Cada vez hay más centros de belleza dedicados exclusivamente al cuidado de las uñas y, por supuesto, también son cada vez más las mujeres que deciden dejar recurrir a una profesional para hacerse la manicura. Sin embargo, no es necesario acudir a estos locales para tener las uñas perfectas, si eres ahorradora o prefieres hacértelas tú sola, a continuación te contamos una serie de trucos para lucirlas como si una profesional te las hubiera hecho.

Qué! 6 de octubre de 2017

12 trucos para hacerte las uñas como una profesional y triunfar ante tus amigas
Foto: Archivo

Si te encanta tener las manos y uñas perfectamente cuidadas y arregladas, pero prefieres no tener que gastarte dinero en ello, o si eres de las que opta por cambiar el color de su manicura según la ropa que lleve cada día, lo siguientes trucos y consejos te van a venir de maravilla.

1.- Manos limpias e hidratadas

Fundamental, las uñas forman parte de nuestras manos y si queremos que luzcan perfectas, el aspecto de esta parte de nuestro cuerpo también tiene que parecerlo. Para ello, intenta utilizar crema hidrante a diario. En las manos, la parte más importante es el dorso, no la palma; y en los pies es recomendable usar una loción antidurezas, sobre todo para las zonas más secas como las plantas y los talones.

Además, procura tener las manos bien limpias y secas antes de empezar a pintarte las uñas.

2.- Aceites naturales para fortalecer

Como las uñas están formadas por células muertas que contienen queratina, hay que hidratarlas muy bien para poder conservarlas lisas y sanas. Un buen tratamiento para que lo consigas es el que se basa en meterlas en aceites naturales. Los de almendra, oliva, rosa mosqueta, naranja, semilla o el de uvasson grandes opciones. Adquiere uno de los que hemos citado anteriormente y remoja tus uñas en él durante unos minutos dos o tres veces al día. Si te resulta muy incómodo o pesado, tener que meter las uñas en un botecito con el líquido, moja un poco de algodón en él y pásatelo por todo el contorno de las uñas.

3.- Retirar las cutículas

Aunque hay muchas personas que optan por cortarlas, lo mejor, sobre todo cuando no lo va a hacer un profesional, es simplemente retirarlas. Para ello, usa un aceite o crema específico para ello, muy recomendable dejarlo hacer efecto durante una noche, y una vez que se hayan reblandecido las retiras hacia atrás con un palito de naranjo, un bastoncillo o algún elemento similar. En la imagen viene ilustrado perfectamente.

Solo debes cortar las cutículas en el caso de que haya alguna piel o padrastro y siempre utilizando unas tijeras pequeñas y adecuadas para ello.

4.- Limadas en una sola dirección

Por si todavía no sabes muy bien cómo se lleva a cabo este proceso, te lo explicamos detenidamente. Tienes que limar desde la parte exterior de la uña hacia el centro, desde ambos lados. Eso sí, sin mover de un lado a otro constantemente. Mientras les puedes ir dando la forma que prefieras: ovalada, cuadrada o almendra. Tienes que hacerlo con firmeza pero sin demasiada fuerza para que no se dañen. Lo mejor es empezar con una lima de grano más duro y seguir con una que lo tenga más blando.

5.- Aplica primero una base

Para lucir una manicura o pedicura perfectas es totalmente imprescindible aplicar una base transparente o de esmalte blanco. Este sencillo paso ayudará a que el color de la pintura de uñas que hayas elegido sea más brillante, real y dure muchísimo más tiempo. Además, es muy importante porque así evitas que ese color te amarillee la uña, ya que tiene así una capa protectora.

Así que ya sabes, aplicas la base transparente, esperas unos minutos, aplicar la primera capa de color, vuelves a esperar y aplicas la segunda. Vas a ver que te quedan perfectas.

6.- Repelente de esmalte

Si todavía no has cogido muy bien la técnica de pintarte las uñas y eres de esas personas que se acaban coloreando todo el dedo, este truco te va a venir genial. Con un poco de vaselina alrededor de tus uñas, lograrás pintarlas sin que la carne de alrededor se vea perjudicada. Estos sucede porque la grasa que contiene actúa como repelente del esmalte.

Pero hay más, si tienes un bote de cola blanca (la que suelen utilizar los niños en el colegio), aplícala alrededor de tu dedo, déjala secar, píntate las uñas y luego retira la cola. Sale de manera muy fácil.

7.- Momento de pintarlas

La carne de tus dedos ya está protegida de tus brochazos, así que es la hora de pintar las uñas. Debes hacerlo en tres sencillos movimientos, no hay mucho misterio aquí. Primero, por uno de los lados desde la base de la uña hacia arriba, después por el otro lado y finalmente, por el centro. Como hemos dicho anteriormente, es mejor hacer capas finas. Empieza haciendo una, déjala secar bien durante unos minutos y aplica una nueva. Incluso si las has hecho bien finitas, lo mejor es hacer una tercera. Si te han salido gruesas, que no es muy recomendable, con dos bastaría.

8.- Capa protectora

Un gran truco para la buena conservación de tu manicura 'profesional' es incluir una última capa de esmalte transparente, secante o endurecedor para que tus uñas queden totalmente protegidas. Si haces esto quizá bastaría con poner la base transparente, dos de color y una de protección. Además, el esmalte transparente o el endurecedor darán un aspecto extraordinario al esmalte que hayas elegido y costará muchísimo más que se desconche.

Es verdad que hacerte una manicura perfecta tú misma te va a costar un rato, pero seguro que lo notas en el bolsillo.

9.- Agua y hielo

El truco más popular para un secado rápido de las uñas es el siguiente. Pon en un bol un poco de agua con hielo y mete tus manos durante unos minutos. Si está demasiado helada, procura que solo se te mojen las puntas.

Seguro que te ha pasado alguna vez y ya tienes la lección aprendida, pero por si acaso te recordamos una norma fundamental de pintarse las uñas. Nunca hagas nada con agua caliente justo después de haberte puesto el esmalte, es decir, evita las duchas, fregar los platos y ese tipo de actividades, ya que la alta temperatura hará que tus uñas se dilaten y la pintura también, por lo que quedará agrietada.

10.- Con purpurina

Ahora que tan de moda están los diseños variados, puede que también estés interesada en llevar tus uñas a la última. Y eso incluye muchos colores, dibujos, letras e incluso purpurina. Este elemento tan decorativo hará que tus uñas destaquen por encima de todas las cosas. Si las quieres completamente llenas de purpurina solo tienes que poner una capa de esmalte transparente a tu uña y meter el dedo en un bote que contenga dicha sustancia. Otra opción es que metas purpurina en el bote de tu color de laca de uñas favorito y hagas una mezcla perfecta.

11.- Colores mate y algunos dibujos

Para conseguir que tus pinturas de uñas estén a la moda y adquieran un tono mate, solo tienes que hacer un sencillo truco: mezcla el esmalte que desees con un poco de harina. Así conseguirás el efecto mate que tanto se lleva en la actualidad.

Por otro lado están los dibujos. Si no puedes acudir a una profesional te recomendamos que sigas los siguientes pasos: dibuja tus diseños en una bolsa de congelado, déjalos secar, despégalos y ponlos sobre tus uñas con una base transparente o algo de pegamento especial.

También puedes dibujar directamente sobre tus uñas con la punta de un palillo.

Otros diseños

Por diseños que no sea. Esto de pintarse las uñas se ha vuelto todo un arte y hoy día puedes encontrar gente que lleva todo tipo de cosas dibujadas en sus dedos. Algunos modelos sencillos son los que puedes ver en la imagen. Para el de lunares, solo te hace falta hacer una herramienta casera puntiaguda con la que con la que hacer los círculos. Si tienes un lápiz de los que llevan goma por la parte trasera y un clavo, harás una perfecta.

Si te gusta más el diseño de red, solo tienes que pintar la base de un color, coger una redecilla (tipo la de los tomates), la pones sobre la uña y das una pasada con un nuevo color. Quedarán estupendas.