Los 10 pasos para conseguir un gin-tonic perfecto y sorprender a tus amigos

Te ofrece los consejos para hacer un gin-tonic de 10. Gracias a estas recomendaciones, detalladas por la destilería Williams Chase, conseguirás sorprender a tus invitados cuando quieras ofrecer este famoso cóctel en una cena de amigos o simplemente en una noche de televisión y relax

Qué! 6 de octubre de 2017

1.- Comprueba que tienes todos los ingredientes y que están ordenados

Para realizar este tipo de cócteles lo primero que debemos hacer es ser previsores y revisar que tengamos todos los ingredientes, pero principalmente suficiente ginebra, tónica, hielos y los aderezos que quieras poner al cóctel para darle un toque personalizado y diferente.

Asimismo, es importante que pongamos en orden los ingredientes que vamos a utilizar y que todos estén preparados para ser vertidos en la copa, es decir, limones cortados, cardamomo fuera de su cajita y la cubitera de hielos sin tener bloques en la misma. De esta forma conseguiremos hacer más rápido nuestro gin-tonic y que no pierda la esencia de algunos de los ingredientes.

2.- Elige la copa

Parece una decisión insignificante, pero debemos escoger la copa más amplia que encontremos. De esta forma conseguiremos colocar en la posición perfecta los hielos del gin-tonic y que desprenda el aroma característico de este cóctel que no se puede disfrutar si servimos la bebida en un vaso de tubo. En el caso de que no tengamos una copa de balón, un vaso de sidra también nos valdrá para realizar nuestro cóctel.

3.- Usa hielos duros y gruesos

Para que nuestro gin-tonic no pierda la temperatura y tampoco se agüe es importante elegir hielos que sean grandes, gruesos y duros. De esta forma conseguiremos que los cubitos no se hayan derretido cuando nos hayamos acabado el cóctel y que por lo tanto no nos hayan estropeado nuestra bebida.

4.- Enfría la copa

Además de usar hielo consistente, los especialistas del gin-tonic recomiendan enfriar la copa una vez que hayamos echado los hielos en la misma. ¿Y cómo lo hacemos? Movemos los hielos con una cucharilla dentro de la copa y después de haberles dado varias vueltas quitamos el agua que se haya producido. De esta forma, cuando demos el primer trago el gin-tonic será mucho más apetecible.

5.- Controla la medida de la ginebra

Porque lleve más ginebra el gin-tonic no va a saber mejor, por lo que debemos echar la ginebra con medidores, no excediendo los 5 centilitros por copa, consiguiendo de esta forma que el sabor sea equilibrado y placentero para el que lo va a degustar.

6.- Elige bien la ginebra

Es igual de importante controlar la medida de la ginebra que saber qué ginebra debemos echar. Podemos elegir entre una ginebra seca y discreta, otras florales, frutales o herbáceas o incluso podemos echar ginebra fabricada para celíacos o hecha con hormigas. Todo dependerá del sabor especial que tú quieras dar a tu gin-tonic.

7.- La tónica

En el caso de las tónicas también tenemos una amplia selección que nos permitirá elegir entre dulces o secas, con más aromas o simples, así como con más carbónico o carbónico sutil. ¡Eso sí, que sea siempre en frío!

8.- El mito de la cuchara

Muchos dicen que echando la tónica por la cuchara trenzada conseguimos no perder nada del carbónico que lleva la bebida gaseosa. Sin embargo, echar la tónica por la cuchara hace que se pierda más de un 20% del carbónico, además de ser menos higiénico.

Por lo que la mejor manera de echar la tónica a la copa es lo más cerca posible de los hielos, consiguiendo de esta forma que no se escape nada del carbónico que da su toque especial al gin-tonic. En el caso de que quieras reducir el gas, entonces puedes utilizar la cuchara trenzada.

9.- El aderezo marca el toque personal

El más conocido es el cardamomo, aunque si queremos dar un toque especial a nuestro cóctel podemos echarle también fresas, pétalos de rosas, regaliz negro, bayas de enebro... Aunque si lo que buscas es un gin-tonic diferente échale frutas orientales con una rodaja de limón y otra de jengibre, obteniendo de esta forma un gin-tonic fresco y con un suave picor.

10.- Disfrútalo con amigos o tú solo

El último paso es dejarlo reposar durante 30 segundos en los que la tónica y la ginebra absorberán los sabores del aderezo que hemos echado anteriormente y después ¡a disfrutar! Tómalo solo, con tus amigos o prepárate para ser el nuevo 'bartender' de las fiestas de verano. Seguro que con estos consejos conseguirás un gin-tonic de 10.