Trucos para blanquear los dientes

Existen trucos para blanquear los dientes y evitar que se pongan amarillos muy sencillos y fáciles de aplicar en casa.

Qué.es 9 de marzo de 2015

Seguro que muchas veces te ha dado la sensación de que tu sonrisa ya no está tan blanca como antes, verdad. Sin embargo, te tranquilizará saber que existen unos cuantos trucos para blanquear los dientes, y que además son muy sencillos de llevar a la práctica en casa.

Para empezar, debes saber que existen muchas cosas que contribuyen a que los dientes vayan perdiendo su color blanco y adquiriendo un tono amarillento y antiestético.

Una de las principales causas de que los dientes se queden amarillos es sin duda el tabaco. Sin embargo, existen ciertos hábitos alimenticios que también contribuyen a que tu sonrisa vaya perdiendo el tono blanco poco a poco.

Por ejemplo, bebidas como el té, el café o el vino tiñen nuestros dientes. Además, algunas salsas y aderezos como el kétchup, y algunas frutas como las uvas también hacen que nuestros dientes se amarilleen ya que destruyen el esmalte.

Como ya hemos dicho, para tratar de evitar y solucionar este problema que cada vez nos preocupa más, existen varios trucos para blanquear los dientes. Sin embargo, además de ponerlos en práctica, es fundamental que si quieres mantener tu sonrisa lo más blanca posible, debes preocuparte de cuidar y mantener tu higiene bucal lo máximo posible.

Lo de cepillarse mínimo tres veces al día es completamente fundamental, ya que de esta manera evitaremos que se acumulen los restos de la comidas del día y se termine formando sarro. Pero además, es importante que no te olvides del enjuague bucal (existen muchos en el mercado que además están pensados para ayudar a lucir una sonrisa más blanca)

Uno de los trucos más conocidos para blanquear los dientes en casa, y también de los más efectivos es el de mezclar bicarbonato con un poco de agua y lavarte los dientes con 'pasta' que obtendrás de resultado. El bicarbonato es el blanqueador de dientes por excelencia, pero ojo que no es bueno abusar de este truco ni aplicarlo a diario.

Un truco para blanquear los dientes muy parecido al anterior, y que también es muy efectivo, pasa por mezclar un poco de bicarbonato con el zumo de un limón. Ambos elementos son conocidos por sus propiedades blanqueadoras, por lo que puede probar a lavarte los dientes con esta mezcla de vez en cuando. Igual que en el caso anterior, no conviene abusar para no dañar el esmalte.

Además existe otro truco para blanquear los dientes en el que el bicarbonato de sodio entra en juego. En esta ocasión, bastará con que lo mezcles con un poco de vinagre de manzana, hasta obtener una pasta espesa que deberás aplicar sobre tus dientes y después enjuagarte.

Por último, es conveniente saber que existen ciertas infusiones, como la de salvia, que no solo no manchan tus dientes sino que te ayudan a lucirlos blancos por más tiempo.