Alimentos que reducen la hormona cortisol y ayudan bajar de peso

El exceso de la hormona cortisol en tu organismo puede ofrecer complicaciones a la salud, ya que aumenta el riesgo de diabetes, hipertensión arterial y en casos más graves, el Síndrome de Cushing. Conoce la función de esta hormona y como ella afecta tu peso.

Fernanda Guerzoni 13 de octubre de 2013

El cortisol es una importante hormona cuando cuenta con cantidades normales, ya que prepara el organismo para situación de peligro. Es el cortisol que mantiene la presión arterial y reduce la quema calórica del cuerpo para ahorrar energía en situación de peligro. El problema es que el organismo ni siempre sabe diferenciar una situación de peligro real de la imaginaria. Así, en muchos momentos de la vida, como un día estresante en el trabajo, por ejemplo, el cuerpo interpreta que estás en peligro y libera cortisol.

La consecuencia de este proceso es el acumulo de grasas abdominales, ya que la hormona moviliza un tipo de azúcar guardado en el hígado que termina en la sangre, como no es utilizado, se convierte en grasas.

Algunos cambios en la dieta son fundamentales para contribuir a reducir el exceso de cortisol en tu organismo, sobre todo en los casos en que es decurrente de situaciones de estrés agudo. Estos cambios ayudarán a adelgazar las personas que cuentan con este problema hormonal
En cualquier caso, consulte tu endocrinólogo para averiguar la existencia de este problema.

Alimentos ricos en fenilalanina: la fenilalanina es un aminoácido precursor de la dopamina un neurotransmisor que ofrece sensación de bienestar y reduce las ansias de comer alimentos con grasa y azúcar. Cuando aumentas los niveles de fenilalanina te sentirás bien y el cortisol generado por el estrés se reduce. Buenas fuentes de fenilalanina: pollo, huevos, arroz integral, brócoli, calabaza, berros y alcachofa.

Alimentos ricos en triptófano: aminoácido precursor de la serotonina que proporciona placer y bienestar, ahuyenta el estrés y consecuentemente el aumento del cortisol. Buenas fuentes de triptófano: arroz integral, soja, oleaginosas, carne, huevos, leche y derivados.

Alimentos ricos en vitamina B5: es nutriente colabora para la producción de serotonina; cuanto más serotonina, más sensación de bienestar y menos producción de cortisol: buenas fuentes de vitamina B5: damasco, almendra, leche, salmón, germen de trigo, harina de avena.

Alimentos ricos en cafeína, potasio, así como el alcohol y tabaco deben ser evitados para controlar los niveles de cortisol en tu organismo.