Vídeo: Vuelve la calma a la cúpula del Getafe

17 de Agosto de 2010

Ángel Torres ha querido recalcar la paz existente entre presidencia y banquillo en el acto de presentación de las nuevas equipaciones con las que el Getafe disputará la Europa League. El presidente ha negado cualquier problema con Míchel tras unas declaraciones en que el técnico acusaba al club de deshacerse de Adrián González por ser su hijo. "Las declaraciones me sorprendieron, pero él me aclaró que no lo dijo y le creo", explicó el máximo mandatario del Getafe en rueda de prensa. Respecto a la salida del club del centrocampista, el presidente negó cualquier vinculación con el objeto de la polémica. "Este club se rige por cuestiones deportivas, no se ficha ni se rescinde a nadie por de quién sea hijo", y añadió que a Adrián le fichó porque "era un chaval joven que podía explotar", pero "el Getafe crece muy deprisa y he considerado que este año no era conveniente que estuviese en el vestuario", puntualizó recalcando las razones meramente deportivas. El dirigente azulón aclaró que su relación con el técnico es "excepcional" y que si no fuera así "no le habría renovado por dos años".