Vídeo: Unidos por el Principe de Asturias

22 de Octubre de 2010

Sabia decisión la de sentar a Vicente del Bosque junto al premio de Humanidades, Zygmunt Bauman, al lado de todo un ejemplo de generosidad. Porque si había alguien que lo tenía claro que no necesitaba traducción simultánea en el teatro Campoamor era Vicente del Bosque. El Príncipe de Asturias a la Selección era fruto de un trabajo de largo recorrido del que no solo él había sido el jefe. Por eso, Del bosque fue a buscar a un emocionado Luis Aragones para unirlo a la fiesta. Antes, uno tras otro, los jugadores de la selección habían recibido merecidos aplausos en la recogida del diploma. Era el mejor recuerdo de aquella final en Sudáfrica como las grandes orquestas, unidos, la Selección con mayúsculas agradecía el premio a los presentes.