Vídeo: El tributo de las "balas de cobre"

10 de Febrero de 2012

Irse a cantar y a rezar a una playa puede no ser la forma más ortodoxa de preparar una final. Pero para los componentes de la selección de Zambia, esta excursión a la costa de Libreville es casi tan importante como ganar la Copa de África de fútbol. En abril de 1993, el avión en que viajaba el equipo nacional de Zambia se estrelló en estas aguas. Ninguno de sus treinta ocupantes sobrevivió. En ese vuelo debía haber viajado Kalusha Bwalya, ahora presidente de la federación. "El sueño de aquel equipo, dice, era conseguir la gloria para nuestro país, la madre Zambia. Es la misma causa que nos trae hoy aquí. La única diferencia es que nosotros estamos vivos". Caprichos de la historia y del fútbol, los "balas de cobre" han regresado a Gabón para disputar la mayor competición por países del continente africano. Eso les ha permitido cumplir su promesa: ofrecer este tributo a aquel malogrado equipo. Esperan poder dedicarles también el triunfo en la final del domingo contra Costa de Marfil.