Vídeo: Mientras esté aquí voy a dejar el último aliento que me quede

10 de Enero de 2011

Manolo Preciado afirmó, tras empatar en Santander, que su equipo "está entero como la madre que lo parió". "Estoy convencido de que si hubiésemos marcado antes nos hubiéramos llevado el partido", opinó Preciado, quien señaló que su sensación es que seguirá al frente del Sporting, aunque reconoció que la decisión no es suya. Para Preciado "la situación no es agónica", ya que el Sporting está "a dos puntos de salir del descenso". El técnico cántabro ha reconocido la falta de eficacia de sus pupilos, que hace que cueste "Dios y ayuda hacer gol", lo que achaca a una "dinámica de desacierto o de mala fortuna". "El trabajo del equipo ha sido bueno y el empate ha sido un premio al trabajo, la humildad y la constancia", ha considerado Preciado, que subrayó que "en la segunda parte el Sporting ha metido al Racing en la jaula, pero no se ha aprovechado ese dominio".