Vídeo: Mallorca vive el duelo hispano-germano con rivalidad amistosa

8 de Julio de 2010

Pocos lugares hay en el mundo donde la rivalidad entre Alemania y España se lleve de forma más amistosa que en las Islas Baleares, hogar de adopción para 30.000 alemanes y de turismo para más de un millón. Durante el duelo de semifinales del Mundial, Mallorca ha vibrado como nunca lo había hecho. Era un pulso especial entre dos aficiones amigas pero rivales. Terminado el partido, Mallorca apenas hablaba alemán y el rojigualda vestía la isla. El archipiélago entero se sentía feliz de ser español.