Garbiñe Muguruza celebra su victoria en Roland Garros.