Miami: Djokovic sigue firme y Roger se deja sorprender

Novak Djokovic venció anoche al escocés Andy Murray por 7-5, 6-3 en el partido de Cuartos de Final de Miami donde se enfrentará a Kei Nishikori que sorprendió a un Federer que se dejó remontar.El serbio sigue enderazando su mal comienzo de año y con un juego más vistoso está completando una gran gira en cemento. Su nivel vuelve a recordar al tenista que reinó en la ATP años atrás

Leer más en MediosDeportivos.com

Qué.es 27 de marzo de 2014

En contra, Andy Murray sigue estancado en su juego y parece no haberse recuperado de su ruptura con Ivan Lendl. No juega una final desde Wimbledon 2013 y caerá al octavo puesto del ranking la semana que viene.

Djokovic se mostró impecable con su saque ante un Andy que intentó ser más agresivo con su derecha con relativo éxito. El serbio se mostró muy estable mentalmente, clave en los puntos más importantes del set, no así Murray que cuando sacaba para llevar el primer set al tie break se despistó y acabó perdiéndolo.

En el segundo set, el británico consiguió romperle el saque a Novak pero más lejos de ayudarle, fue todo lo contrario y Andy cayó en picado desde entonces para acabar dando la mano a su rival habiendo perdido el partido.

El rival de Djokovic en semifinales será el japonés Kei Nishikori que dio la sorpresa de la jornada en Crandon Park al derrotar al suizo Roger Federer por 3-6, 7-5 y 6-4.

El partido se construyó a base de tirones, vaivenes y alternancias. El primer parcial tuvo breaks por ambos lados y el viento deslució un poco la vistosidad del juego. Quien falló menos fue Federer que se llevó el primer set con un porcentaje de primeros de sólo el 38%.

En el segundo set, Roger se las prometía felices con 4-3 arriba en el marcador y break a favor. Parecía que el partido escribía sus últimas líneas cuando irremisiblemente el suizo se dejó sorprender por un Nishikori que atacaba más por inercia, dejándose ir, como aceptando su suerte. Para sorpresa de todos, Kei dio la vuelta al marcador en un par de chispazos y el
marcador estaba empatado.

A Federer se le suelen atragantar los tenistas que cambian mucho el ritmo y el japonés anoche ofreció una cátedra sobre aquello. Puso en modo 'on' su táctica pegadora alternando con peloteos largos. Poco a poco, esto fue minando la moral del suizo que avasallado por una muestra de madurez importante proveniente de un tenista que no suele mostrarse mucho por las
rondas finales de torneos importantes solo pudo agachar la cabeza y ceder ante un Nishikori que se planta en semifinales de su primer Master 1000.