A Andy Murray aún le esperan en la cima del mundo

Andy Murray alberga esperanzas de alcanzar algún día el número 1 del mundo. El escocés, presente en Rotterdam esta semana, reconoció que llegar al ático del circuito masculino se encuentra entre sus objetivos de futuro. Las circunstancias de esta temporada, apartado por una cantidad de cinco cifras del primer clasificado tras su operación de espalda, le fuerzan a mirar a tal meta como un frente a largo plazo

Leer más en MediosDeportivos.com

Qué.es 13 de febrero de 2014

"Todavía estoy trabajando duro para convertirme en número 1 del mundo, a pesar de los 10.000 puntos que me separan de Rafael Nadal. Es un objetivo que imagino todo jugador quiere y espera conseguir. Dicho esto, mi prioridad principal para esta temporada es volver a jugar al 100%, estar en buena forma y ser capaz de competir sin problemas. El ranking, en este preciso momento, es algo secundario".

Después de ganar Wimbledon la pasada temporada el escocés emitió una expresión sincera sobre sus anhelos de liderazgo. "Soy oro olímpico, vigente campeón en dos Grand Slam y aún así no soy número 1. No entiendo qué más debo hacer para lograrlo". Habiendo sido capaz de alcanzar cuatro finales consecutivas de Grand Slam antes de pasar por el quirófano, queda fuera de toda duda su capacidad para sumar puntos en grandes eventos. Pero tiene marcadas brechas de rendimiento por delante.

El único miembro del llamado Big Four sin semanas al frente del ranking ATP presenta lagunas a considerar. El rendimiento continuado en eventos de calibre medio-alto como principal exponente. En torneos Masters 1000, de categoría solo inferior al Grand Slam, el escocés fue capaz de firmar victorias más allá de octavos de final en uno de los últimos nueve torneos. Después, por superficies, su rendimiento en tierra batida es clave. Incapaz de sumar victorias aún ante un top8, la gestión del enfrentamiento directo -mecanismo más rápido para recortar distancias- en la segunda superficie más común del circuito es vital

Desde la instauración de los rankings en 1973, tan sólo tres múltiples campeones de Grand Slam se retiraron sin probar las mieles del número 1 -Guillermo Vilas, Sergi Bruguera y Joah Kriek-. ¿Evitará Andy engrosar esta
lista?