Develan estatua de Roberto Alomar en el Museo del Deporte de Puerto Rico

Una estatua del ex pelotero puertorriqueño Roberto Alomar fue desvelada hoy en el Museo del Deporte de Puerto Rico como parte de su exaltación al Salón de la Fama de las Grandes Ligas el próximo 24 de julio en Cooperstown, Nueva York.

Guaynabo (Puerto Rico), EFE 11 de enero de 2011

La imagen, en la que aparece Alomar 'pivoteando' desde la intermedia hacia la inicial como solió hacer durante 17 temporadas, fue desvelada por el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, los padres del ex jugador Santos y Carmen Velázquez, y el director del Museo, Rafael Serrano.

La ceremonia formó parte de la celebración de Alomar por ser escogido el pasado 5 de enero como el tercer puertorriqueño que formará parte del Salón de los Inmortales en Nueva York junto al fenecido Roberto Clemente y Orlando 'Peruchín' Cepeda.

Antes de desvelar la estatua en la que Alomar figura el uniforme de los Senadores de San Juan, de la liga invernal de Puerto Rico, el ex deportista dio un mensaje de agradecimiento y optimismo a su isla frente a más de 300 personas dentro del Museo.

"Arriba Puerto Rico. Para mí han sido unos días de alegría de estar representando a Puerto Rico en todo momento", indicó Alomar, quien recibió un 90 por ciento de los votos en su segunda oportunidad al Salón de la Fama luego de que en el 2010, fuera rezagado por ocho votos.

Alomar agradeció a sus familiares, en especial a sus padres, así como a todos los dirigentes que tuvo cuando pequeño y a los pueblos del sur de la isla que lo vieron criar como Salinas, Santa Isabel y Guayama, y a Dios por el "talento" que le regaló.

Indicó además que el valor más importante que sus papás le enseñaron fue "la humildad", pues sin ella no podía llegar adonde está ahora.

"Para llegar adonde estoy, no fue fácil. Esto fue a base de dedicación, alegría, mucho trabajo y esfuerzo", abundó el también hermano del ex pelotero Santos Alomar, hijo.

Alomar señaló además que aunque él le concedió a Puerto Rico "un regalo" del Día de los Reyes, lo más que le pide a su país es "paz y tranquilidad" por alta incidencia criminal que se ha vivido en los pasados años.

El ex jugador bateó .300 con 2,724 imparables, 474 robos, doce Juegos de Estrellas, diez Guantes de Oro y 1.508 carreras anotadas en 17 temporadas con los Padres de San Diego, Azulejos de Toronto, Orioles de Baltimore, Indios de Cleveland, Medias Blancas de Chicago y los Diamondbacks de Arizona.

La placa que llevará Alomar en la Sala de los Inmortales será portando la gorra de los Azulejos, siendo el primer jugador que la modele en el legendario museo, en la que otros 202 peloteros han sido seleccionados.

Alomar, Clemente y Willie Mays son los únicos tres jugadores en la historia que han alcanzado más de .300 de promedio de bateo, que además han logrado diez Guantes de Oro, que han sido seleccionado a diez Juegos de Estrellas y que al menos han ganado dos Series Mundiales.

Aparte de la estatua, otros artículos que se exhiben en el Museo relacionados a Alomar son uno de los 10 Guantes de Oro que ganó - la mayor cantidad para un segunda base en las Grandes Ligas - uno de los cuatro bates de plata, fotos, tarjetas, uniformes, zapatillas y portadas de periódicos y revistas.

El director del Museo, Rafael Serrano, dijo que la estatua estará hasta el próximo 24 de julio, día en el que Alomar y Blyleven serán oficialmente exaltados al Salón de la Fama.