Sergio Ramos levanta el trofeo de la Champions rodeado de sus compañeros.