Los jugadores del Altético de Madrid celebran el gol.