Cristiano Ronaldo celebra un gol durante el partido.