El United conquista su primera Europa League, ante el Ajax

El Manchester United venció al Ajax (0-2) en la final de la Europa League. Un título que le otorga una plaza en la Liga de Campeones la temporada que viene. Pogba y Mkhitaryan marcaron los goles del encuentro. Con éste, los 'Diablo Rojos' suman tres trofeos este curso contando la Supercopa inglesa y la Copa de la Liga.

Pablo Pascual 25 de mayo de 2017

El maestro Mourinho dio una clase magistral a los pupilos del Ajax. El conjunto de Amsterdam, con una media de edad de 22 años, pagó en exceso su inexperiencia a la hora de disputarle la Final a una leyenda europea como es el Manchester United, y con Mou al frente. El técnico portugués le dio una lección táctica a su homólogo en el Ajax, Peter Bosz en la victoria de los 'Diablos Rojos' (0-2) contra al Ajax.

El United renunció al balón -terminó el encuentro con un 31% de la posesión frente al 69% de los holandeses- para centrarse en defender bien atrás, cerrar espacios para evitar cualquier internada orange, y hacerse fuerte en el aspecto físico del juego. Los habituales protagonistas como Amin Younes, sin conseguir desbordar, Klaassen o Ziyech, sin ideas, o la estrella en ataque, Dolberg, inédito en la final al ser eclipsado por la defensa inglesa; no tuvieron galones suficientes esta vez para marcar la diferencia.

En el Ajax, únicamente Schöne supera los 25 años de edad. Y esa falta de madurez se reflejó en el campo y acabó siendo decisiva en un partido tan importante. Un saber estar en Europa que no tuvieron los 'ajacieden' en la noche de hoy, tal y como se pudo ver en el primer gol del United. Un tanto que llegó después de un error en un saque de banda, en campo propio, de la defensa holandesa al entregarle el balón a Mata. El esférico llegó rápido a las botas de Pogba que lo golpeó con la zurda, y tras un desvío de un defensa, terminó entrando en la portería en el minuto 18.

Al inicio de la segunda parte, y tras un saque de esquina, Mkhitaryan se aprovechó de la tierna defensa del Ajax para marcar el segundo y terminar de hundir a los de Peter Bosz. A partir de ese momento, los holandeses lo siguieron intentando, pero una vez más sin conseguir echar abajo el muro inglés. El Ajax se terminó ahogando con el balón en los pies, y el marcador no se movió hasta el pitido final.

Los 'Diablos Rojos' consiguieron así la primer Copa de la Uefa, ahora Europa League, de su historia. El único trofeo europeo que le faltaba al club de Manchester. Un título que cobra mayor importancia al dar acceso directo a la Champions League la próxima temporada, una clasificación que los de Mourinho no habían conseguido a través de la Liga. Además, también le permitirá disputar la Supercopa de Europa en agosto. El reencuentro entre Pogba y la Juventus o entre Mou y el Real Madrid en competición oficial. El morbo está asegurado.