El Barcelona cumple con su parte ante el Villarreal

El tridente blaugrana marcó los cuatro goles en la victoria 4-1 contra el Villarreal en el Camp Nou, y se pone a 100 esta temporada. Bakambú hizo el tanto visitante. El Barcelona suma tres puntos fundamentales en la lucha por la Liga, y pasa la presión al Real Madrid.

Pablo Pascual 6 de mayo de 2017

El Barcelona volvió a ser fiel a sí mismo, a la 'MSN'. El conjunto azulgrana, lejos de la excelencia futbolística de hace unos años, últimamente es lo que quieran estos tres hombres: Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Jr. Empezando por el astro argentino, autor hoy de dos goles y ya son 35 en lo que va de campeonato; siguiendo con el artillero uruguayo, y terminando con el crack brasileño, autor del primero y el futbolista más inspirado en el encuentro de hoy.

Tanto es así, que la tripleta blaugrana ha superado los 100 tantos esta temporada, con los cuatro goles al Villarreal, contando todas las competiciones, con un total de 101 goles. Cincuenta y uno de ellos por obra de Leo Messi.

Los primeros 45 minutos fueron de máxima igualdad entre los dos equipos. Neymar adelantó a los suyos en el 21' con algo de polémica por dudoso fuera de juego. El brasileño tenía un hombro en posición adelantada, un 'error' del asistente más que comprensible. Pero sólo 12 minutos después Bakambú puso el empate a uno en el marcador. Únicamente una genialidad de Leo Messi -ayudado por el desvío de un defensa- al filo del descanso pudo decantar el resultado a favor de un equipo.

En la segunda parte, el Villarreal adelantó más sus líneas y dejó más espacios atrás en busca del empate. Un riesgo que pagó caro con la MSN enfrente. Primero Luis Suárez, que se sumaba a la fiesta con el tercero del Barcelona, y Leo Messi después, con un penalti lanzado a lo Panenka, aumentaron la distancia en el marcador poniendo el definitivo 4-1.

De esta forma, el Barcelona suma tres puntos fundamentales en su mano a mano por la Liga con el Real Madrid, y ante el rival, 'a priori', más complicado que le quedaba. Los de Luis Enrique tienen ahora otras dos finales por delante (Las Palmas y Eibar) que tienen que ganar, y esperar el tropiezo blanco.