Empate a cero entre Atlético y Leverkusen

Partido sin goles en el Calderón, en el que los guardametas fueron los mejores. El portero rojiblanco evitó cualquier intento de remontada de un Bayer Leverkusen que necesitaba al menos tres goles para darle la vuelta a la eliminatoria. El Atlético hace historia al clasificarse para los Cuartos de Final durante cuatro años consecutivos. Simeone rotó pensando en el encuentro de Liga contra el Sevilla. Torres, ya recuperado, no tuvo minutos pese a la insistencia del Calderón.

Pablo Pascual 15 de marzo de 2017

El trámite que se vivió esta noche en el Calderón sirvió para dos cosas: deleitarse con el recital de paradas que nos dejaron los dos porteros del partido -tanto Oblak como Leno se erigieron como los protagonistas del encuentro-, y que el Atlético de Madrid hiciese historia al clasificarse para los cuartos de final de la Champions, por cuarta temporada consecutiva. Para lo que no valió fue para ver el regreso de Torres a los terrenos de juego después del susto con aquel cabezazo que sufrió ante el Dépor.

Tras el 2-4 de la ida, el Bayer Leverkusen necesitaba un milagro en forma de un resultado con una diferencia de tres goles que nunca llegó. Los alemanes, en busca de la épica, llevaron la iniciativa del juego que no se vio reflejada en el marcador porque Oblak no lo quiso. El meta esloveno se encargó, con hasta siete paradas decisivas, de evitar cualquier intento de remontada de los visitantes. El otro protagonista del choque fue su homólogo en el Leverkusen, quien se encargó de mantener a su equipo en el partido en todo momento, desviando las cuatro claras que tuvo el conjunto rojiblanco. Especialmente en la primera parte donde se vieron los mejores momentos del Atlético.

El tanto de la tranquilidad no llegaba, y Simeone se ponía cada vez más nervioso ante las claras llegadas de los alemanes, sobre todo en la segunda parte. El momento más tenso lo vivió en el minuto 68 con una triple ocasión del Leverkusen con Kampl, Volland por dos veces, y Chicharito al final tirándola fuera, como protagonistas. Un inconmensurable Oblak detuvo los tres tiros a quemarropa, uno detrás de otro, dejando una de las mejores acciones que se ha visto de un portero en lo que va de Champions. A pesar de que 0-0 clasificaba al Atlético, y teniendo en cuenta que los de Tayfun necesitaban tres goles, el 'Cholo' no las tenía del todo consigo, especialmente con la remontada del Barcelona todavía en la retina.

Esa fue la razón por la que Simeone decidió no sacar a Fernando Torres en el que podría haber sido su regreso, ante su afición, tras el susto de Riazor: "Nos hubiera dado menos conexiones futbolísticas", aseguró después del partido. Y eso que el Vicente Calderón -que vio calentar al 'Niño' en la banda durante casi una hora, y al que ovacionó constantemente- se lo pidió cantando al técnico argentino al final del choque: "Cholo sacalo, Cholo sacalo, Chooolo sacalooo", reclamó la afición colchonera. Los colchoneros tendrán que esperar, como poco, al duelo del domingo ante el Sevilla.

Al final, este 0-0 le sirve al Atlético de Madrid para estar entre los ocho mejores de Europa por cuarta temporada consecutiva, por primera vez en la historia rojiblanca. El viernes, a partir de las 12.00h, el Atleti conocerá quién será su rival en Cuartos de Champions, entre los que ya esperan Real Madrid, Barcelona, Bayern Munich, Dortmund, Juventus, Leicester City y Mónaco.