El premio a Casillas en el vestuario, ¿ayuda o afecta a sus diferencias con la grada?

Iker Casillas recibió una placa de reconocimiento a los quince años en el primer equipo del Real Madrid en el interior del vestuario. Pero, ¿por qué no lo hizo ante la afición? El club querría evitar que el capitán fuera abucheado y pitado mientras recibía este galardón.

Que.es 18 de septiembre de 2014

Cuando un jugador va a recibir un premio por su trayectoria o un hazaña particular lo normal es hacerlo de cara al público y en presencia de compañeros y afición, pero en esta ocasión, el Real Madrid decidió trasladar a su capitán Iker Casillas al interior del vestuario para otorgarle la placa en reconocimiento a los quince años en el primer equipo.

Lo hizo tras la goleada del Real Madrid al Basilea en la primera jornada de Champions League. Su presidente Florentino Pérez bajó a los vestuarios y entregó a Casillas una réplica de la fuente de La Cibeles, donde se leía una inscripción: "Iker Casillas 1999-2014".

Iker Casillas ha cumplido esta semana quince años desde que debutó en primera división con el equipo blanco. Quince años que le han dado muchas alegrías y que le han convertido en uno de los emblemas del Real Madrid. Pero desde que comenzaron sus diferencias con Mourinho, su posterior suplencia y la división que padece el madridismo entorno a la portería, hace que el madrileño pase por los momentos más complicados de su carrera futbolística.

Entonces, ¿por qué no se le dio este premio antes del inicio del partido y ante sus seguidores

Hace tres años Iker Casillas recibía de manos del presidente un trofeo en forma de balón dorado que le reconocía el récord de internacionalidades con España. En aquella ocasión, el Real Madrid realizó el acto en el césped del Bernabéu, ante casi 80.000 espectadores.

Este hecho contrasta con el de hace unos días en el interior del vestuario. A este premio apenas se le ha dado publicidad y la única imagen que se ha publicado es la que ha distribuido el propio club.

El Real Madrid ha optado esta vez por otorgarle el premio en la más estricta intimidad. Y es que el juicio al que está siendo sometido el portero en los últimos partidos ha llevado a que el club quiera evitar que su capitán sea abucheado y pitado mientras recibe un galardón.