Mundial de Brasil 2014: Messi, el Balón de Oro más gris y polémico del torneo

"Es un premio triste el que gané". Palabra de Leo Messi, que tiene razón. Triste... polémico e injusto. Injusto porque Argentina no fue campeona y porque él, como estrella planetaria de este deporte, estuvo francamente gris durante todo el torneo. El argentino fue galardonado con el 'Balón de Oro' del Mundial de Brasil 2014, como el mejor jugador del campeonato, después de la final disputada este domingo en Maracaná en la cual cayó derrotada (1-0) Argentina en la prórroga ante Alemania

Qué.es 14 de julio de 2014

La polémica está servida. Un lío más en el que se mete la FIFA. Y era de esperar. O Joseph Blatter y compañía lo tenían decidido de antemano o no se explica. ¿Messi el mejor del Mundial? ¿En qué planeta? El '10' de la albiceleste no pudo demostrar en Brasil su mejor fútbol, ni mucho menos, y volvió a pasearse como el único delantero del mundo que es  capaz de jugar el 85% del tiempo de partido andando. Se puede argumentar, eso sí, que fue decisivo con cuatro tantos durante la primera fase del torneo -ante Bosnia, Irán y Nigeria por partida doble-, y algunos destellos en los cruces, incluyendo una asistencia a Di María en el gol frente a Suiza. Hasta ahí los motivos que pueden argumentarse. Pero eso le ha servido para adjudicarse el Balón de Oro del Mundial por encima de jugadores que se mostraron mucho mejor que él, como el holandés Robben, el alemán Müller o, incluso, su propio compañero Javier Mascherano. Ese galardón estaba en manos del uruguayo Diego Forlán, vencedor en Sudáfrica 2010.

El atacante del FC Barcelona recogió el premio individual soñado por todos los jugadores participantes en un Mundial. Pero, además de los ya mencionados anteriormente, el joven colombiano James Rodríguez que finalmente se ha proclamado máximo goleador del campeonato, era el más fuerte competidor del argentino. ¿Hubiera sido demasiado premio para el joven 'cafetero'? 

A pesar de que el juego del delantero del FC Barcelona bajó enteros después de la fase inicial, Messi volvió a mostrar algunos destellos hy su gran velocidad punta, aunque no pudo ver portería ni ayudar a la albiceleste a hacerse con el título. La FIFA lo premió, según contó, por lo que calificó como su voz de mando, su presencia en el área y su capacidad para generar ataques. Pero esos mismos motivos valían para sus competidores que fueron, todos ellos, mejores que el argentino.

Con este nuevo premio, que un año más recae en un jugador que a la postre no se proclamó campeón del mundo, Leo Messi amplió sus vitrinas donde éste Balón de Oro en el Mundial de Brasil 2014 se une a los cuatro Balones de Oro (2009, 2010, 2011 y 2012) que le coronaron de manera más global como el mejor futbolista del mundo en aquellos años.