Final de la Liga: El Atlético de Madrid tiene sobradas razones para conseguir el título

Antes de la final de la Champions, el Atlético de Madrid juega su otra final, la que le puede dar la 'Décima'... Liga. Y no faltan razone para que los aficionados colchoneros sean optimistas. La primera, de peso es que este año su equipo no ha perdido con el Barcelona, y que, además,l con un empate les valdría. No son las únicas

Qué.es 14 de mayo de 2014

Han pasado ya 18 años desde aquel histórico doblete de Pantic y compañía y el Atlético, con el Cholo Simeone en el banco, puede conseguir dos títulos aún más meritorios, porque incluiría el trofeo más prestigioso del mundo a nivel de clubes, la Champions Leage.  La primera parada será este domingo a las 18:00 horas en el Camp Nou y hay razones más que suficientes como para pensar que puede cantar el alirón ante un gran Barcelona y un mítico escenario como el Camp Nou. 

El empate en campo propio con el Málaga dejó a muchos atléticos temiéndose lo peor. Tendría que vérselas con el todopoderoso Barça en campo del rival. Solo un buen resultado allí les daría el título liguero después de tanta lucha y sacrificio. Más allá de vértigo que puede sentir la afición colchonera, hay motivos más que suficientes como para seguir confiando en que el Atlético conquiste su décimo campeonato liguero.

1. Lo principal es que valen dos resultados... aún siendo una 'final'. No es un dato baladí: Tanto el triunfo como el empate dan el título al Atlético de Madrid, un factor de presión añadido para un Barça que deberá salir a buscar la victoria desde el comienzo. En ese supuesto de que el Barça deba salir a buscar el triunfo permite que los rojiblancos puedan vivir en su escenario ideal: el contraataque.

2. No han perdido esta temporada ante el Barça. Lo decíamos antes. Todos los partidos entre culés y atléticos se han saldado con empate... menos una victoria. La igualdad es absoluta y es un factor de peso.

3. Porque la historia no les perjudica. Muchas veces las estadísticas no valen en deporte, pero siempre son un valor orientativo. Aunque es verdad que no hay muchos precedentes de campeonatos ligueros decididos en la última jornada entre los rivales que se juegan el título, en la 45-46 el Barça perdió la Liga en la última jornada tras empatar con el Sevilla (1-1) que se proclamó campeón en Les Corts, mientras que en la 50-51 el Atlético ganó la Liga precisamente a los andaluces tras empatar en Sevilla (1-1).

4. Porque Simeone y el Atleti  ya no son menos expertos en finales. Es una gran final donde quien salga victorioso levantará el título por lo que además de al campo toca mirar a los banquillos. En la historia reciente lo cierto es que Simeone, además de haber desquiciado en el pasado al Tata, ha sido capaz de ganar tres títulos en las tres finales que ha jugado con el Atlético de Madrid.    Es verdad que el Barcelona se ha visto en muchas finales a lo largo de su reciente historia, pero este factor ya no desequilibra a su favor.       

5. Factor psicológico a su favor. El Barcelona no ha resucitado solo. Les han resucitado algunos errores de los rivales. En cambio, el Atlético ha sabido levantarse de la lona a cada golpe que ha sufrido durante la temporada más importante de su historia. Podemos destacar varios de estos resurgimientos rojiblancos: Tras empatar con el Barcelona y perder el título de la Supercopa se rehízo y goleó 5-0 al Rayo en Liga. Tras ver cómo era incapaz de pasar del empate en Villarreal goleó al Getafe 7-0. Tras lamentarse por haber dejado escapar una ocasión única de vencer al Barcelona en Calderón y tener que conformarse con un empate, ganó con autoridad al Valencia 2-0 en Liga. Tras ver cómo un penalti polémico le privaba del triunfo ante el Sevilla supo rehacerse rehízo y ganar al Athletic 1-0. Seguro que los aficionados rojiblancos sueñan con que tras ver minada su moral ante Levante y Málaga, se levante de sus cenizas y se proclame campeón. 

Así, aunque el Barça es un gran equipo poderosísimo, el Atlético de Madrid puede presumir de esfuerzo,  solidaridad y hambre. ¿Serán también ganadores?