Final Europa League: El Benfica tendrá que medirse al Sevilla y también a su mala suerte

El Benfica tratará de poner fin a 52 años de sequía en Europa para poner fin a la mala suerte que les persigue en las finales continentales. El próximo miércoles se enfrentará al Sevilla para pelear por alzarse con la Europa League, una competición que el año pasado ya perdió de forma trágica en el último partido del torneo ante el Chelsea

Leer más en MediosDeportivos.com

MediosDeportivos.com/Qué.es 12 de mayo de 2014

Desde Portugal no se olvida de aquella frase de Béla Guttmann, ex técnico del conjunto lisboeta, que maldijo al equipo tras su marcha asegurando que no ganaría ningún título continental. Lo que parecía una rabieta de un entrenador enfurecido ha ido cobrando fuerza y así lleva más de medio siglo, alcanzando su máxima el pasado año, cuando el Benfica cayó en la final de la Europa League ante el Chelsea en el tiempo de descuento, después de haber tenido el control del partido y varias ocasiones claras de gol.

Con la derrota ante los 'blues' del pasado año, el Benfica suma ya siete finales continentales perdidas dese que Guttmann maldijese a la entidad lusa, que se dice pronto. De todas ellas, cinco han sido finales de Copa de Europa, en las temporadas 1963, 1965, 1968, 1988 y 1990, además de perder una final de Copa de la UEFA en 1983 y la de Europa League de la anterior campaña.

Desde el Benfica se han concienciado de que esto no puede seguir así y esperan poder derrotar al Sevilla para dejar claro que tan solo ha sido una coincidencia, ya que de lo contrario la maldición de Guttmann tendría todavía más repercusión y sumarían 8 derrotas en finales continentales, siendo el equipo más gafado de la historia.