Racismo en el deporte: otros casos antes que el de Dani Alves

El mundo del deporte se ha visto manchado este pasado fin de semana por comentarios y actos racistas que han dado la vuelta al mundo, pero no es la primera vez que esto ocurre. Al igual que Alves, otros jugadores como Roberto Carlos o Eto'o han sido objeto de actos racistas

Que.es 29 de abril de 2014

El mundo del deporte se ha visto este pasado fin de semana envuelto en actos racistas tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. En EEUU, el dueño de los Clippers, Donald Sterling, ha provocado un auténtico escándalo por unos supuestos comentarios racistas que llevó a sus jugadores a entrenar con el escudo del club tapado.

En la Liga española, el caso de Dani Alves ha sido muy comentado. Al brasileño le tiraron un plátano durante el partido entre el Villarreal y el FC Barcelona en el Madrigal, y a éste sólo se le ocurrió comerselo, acto que ha tenido una gran repercusión en las redes sociales gracias al gran apoyo recibido.

Pero, antes que éste, muchos otros deportistas se han sido objeto de comentarios racistas por parte de los aficionados:

Samuel Eto'o ha sido uno de los futbolistas que más ha tenido que enfrentarse a este tipo de ataques. En 2004 el delantero del FC Barcelona lanzó un pelotazo a la grada del Coliseum Alfonso Pérez (campo del Getafe CF), al recibir insultos racistas. Dos años después, el camerunés estuvo a punto de abandonar el terreno de juego debido a los gritos racistas procedentes de la grada, pero tanto sus compañeros como los rivales lo convencieron para continuar en el campo.

Al ex jugador del Real Madrid, Roberto Carlos, le pasó lo mismo que a Dani Álves. En Rusia, ante el Zenit de San Petersburgo, le lanzaron un plátano y abandonó el terreno de juego.

El delantero del AC Milan, Mario Balotelli, también ha sido víctima de gritos racistas, que lo llevaron a abandonar el terreno de juego e, incluso, acabar llorando. Otro jugador del mismo equipo, Prince Boateng, lanzó un pelotazo a la grada tras recibir insultos racitas durante un partido amistoso contra un equipo de la tercera división italiana. El jugador abandonó el campo seguido de sus compañeros. Ya en su día, el propio Samuel Eto'o declaró que en Italia había sufrido racismo

La Fórmula 1 también vivió episodios de racismo. El piloto de McLaren Lewis Hamilton sufrió actitudes racistas por parte de algunos aficionados congregados en el circuito catalán. Estos hechos dieron la vuelta al mundo y obligaron al circuito a tomar medidas extraordinarias para que no se volvieran a repetir.