FC Barcelona, el final de un majestuoso ciclo... ¿o no?

El FC Barcelona ha ido de mal en peor desde la salida de Pep Guardila en 2012. Con la sanción de la FIFA, el estado de sus jugadores y la eliminación de la Champions a manos del Atlético de Madrid, se puede hablar de un fin de ciclo en el club azulgrana

Beatriz Quiñones 11 de abril de 2014

Desde que Pep Guardiola dejase el FC Barcelona en junio de 2012, son muchos los que presagiaban un final de ciclo para el club azulgrana. Tras la salida de Pep, que consiguió todos los títulos posibles en cuatro temporadas, el FC Barcelona ha ido de mal en peor, a pesar de haber ganado la famosa Liga de los 100 puntos y una Supercopa de España con Tito Vilanova al frente.

Con el actual entrenador, el 'Tata' Martino, el equipo sigue luchando por una Liga que podría ganar si sus rivales directos - Atlético de Madrid y Real Madrid - fallan en alguno de los encuentros que restan y ellos logran la victoria en todos. Pero no hay que olvidar que el último partido de la temporada para los culés es ante el Atlético de Madrid, el mismo que lo ha eliminado en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Esta dolorosa eliminación a manos del equipo del 'Cholo' desata el debate sobre si ha llegado el fin de uno de los ciclos más lustrosos y triunfales del club azulgrana. El Barça se despidió así de uno de los títulos del que era máximo aspirante y, por primera vez en ocho temporadas, los culés no estarán en las semifinales.

El estado de los jugadores también se lleva a debate. Sin su principio y su fin, el equipo no está mostrando su mejor versión. Con la lesión de Valdés se pone a prueba las actuaciones de Pinto, que deberá ser renovado si el equipo no quiere quedarse sin porteros. Por su parte, Messi no está llevando a cabo una de sus mejores temporadas y lo puso de manifiesto ante el Atlético de Madrid, siendo uno de los jugadores que menos corrió y que menos acierto tuvo en el pase.

Este hecho, unido al escándalo de La Masía, que pone en entredicho la credibilidad del club, hace pensar que el primer equipo del Barça necesita una restructuración importante en el vestuario. Con la salida de Carles Puyol y Víctor Valdés, el equipo azulgrana pierde a dos de sus piezas clave y obliga a Josep María Bartomeu a agilizar algunas renovaciones y tirar de los canteranos en caso de que la FIFA no revoque la sanción de dos periodos sin poder realizar fichajes, lo que imposibilitaría cerrar fichajes como el del portero Ter Stegen.